El gran riesgo de las Navidades: así se dispararon los contagios después de cada festivo en España

·4 min de lectura

Las navidades de 2020 son objeto de debate, una vez más. Esta vez no se trata de la cantidad de luces que vestirán Vigo en las fiestas navideñas, ni de la lucidez de las vestimentas de los Reyes Magos en la cabalgata en Madrid. Se trata, como no podría ser de otra manera, de una de la mayores crisis conocidas en los últimos años: la pandemia de la Covid-19.

Y es que, esta vez, las navidades acontecen entre la preocupación por la tercera ola -que no deja que se diluya la segunda- y la esperanza que arroja el inicio del plan de vacunación que, previsiblemente, comenzará el 27 de diciembre.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este periodo festivo, donde la movilidad interterritorial crece y las aglomeraciones aumentan, supone un riesgo considerable en la propagación del virus, como ya se ha visto en otros festivos durante los últimos meses, y enciende las alarmas en los países con más incidencia.

En este sentido, si miramos la evolución de los nuevos casos registrados en España en 4 periodos festivos desde el mes de agosto, vemos cómo los nuevos casos detectados han crecido notablemente en semanas posteriores.

Para el análisis se han tomado como referencia los festivos que se detallan a continuación y se muestran los datos de las 2 semanas posteriores, tiempo en el que el coronavirus todavía sigue siendo contagioso. En el gráfico que sigue, se muestran los casos diarios registrados en cada uno de los periodos analizados.

  • Asunción de la Virgen, 15 de agosto: Si bien es cierto que los casos subieron en las semanas posteriores a este día festivo, la tendencia alcista venía dándose desde mediados de julio. Fue el inicio de la segunda ola que en España se adelanto varias semanas a los demás países europeos.

  • Día de la Hispanidad, 12 de octubre: Entre finales de septiembre e inicios de octubre, la detección de los nuevos contagios se frenó, originando una meseta de casos (alrededor de los 10.000 diarios) durante varias semanas. A partir de ahí, los casos se dispararon hasta superar los 18.000 diarios a finales de octubre e inicios de noviembre, la tasa más alta detectada en lo que llevamos de pandemia.

    Puede ser derivada, en parte, debido a la movilidad durante el puente, pero también podría ser cuestión de azar: la segunda ola de la pandemia se está viviendo en todo el planeta y no necesariamente tras los periodos festivos.

  • Todos los Santos, 1 de noviembre: Las semanas posteriores a este festivos se registraron descensos en el número de casos diarios. Lo cierto es que el puente de Todos los Santos y las 2 semanas posteriores al puente del Día de la Hispanidad están cerca de entre sí, por lo que un descenso tras el repunte entre mediados de octubre e inicios de noviembre podría ser esperable.

  • Día de la Constitución / La Inmaculada, 6 y 8 de noviembre: El repunte vivido tras estos dos días festivos rompe la tendencia a la baja que se mantenía en España desde el pico de inicios de noviembre. Aun falta tiempo para valorar si dichos festivos podrían haber ayudado a la propagación del virus, pero la tendencia es ascendente a las puertas de la navidad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El caso de Estados Unidos y Acción de Gracias

Estos días se ha hablado mucho de las implicaciones que ha podido tener un día festivo como Acción de Gracias en la propagación de la Covid-19. Lo cierto es que los casos diarios aumentaron en las dos semanas posteriores, siguiendo la tendencia iniciada a principios de octubre.

Pero la incidencia ha variado de forma desigual en los diferentes estados. Según un análisis del New York Times, la reducción de contactos durante Acción de Gracias ha sido menor en estados del sur (alrededor del 55% de descenso de media) que en los estados del noreste (67%) o del medio oeste (65%), pero la evolución de la pandemia no ha seguido un patrón concreto.

Por ejemplo, en algunos estados sureños como Tennessee, Mississippi o Alabama el impacto de la Covid-19 ha subido tras en las semanas posteriores a Acción de Gracias, mientras en Kansas o Oklahoma la tendencia ha sido descendente.

Lo mismo ocurre en estados norteños. En Michigan o Wisconsin, la evolución de la pandemia ha decrecido ligeramente en las últimas semanas, a diferencia de Ohio o New Hampshire.

VER VÍDEO | Madrid empezará a vacunar el 27 de diciembre con 1.200 dosis en tres residencias

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente