Graban al enigmático tiburón boreal y descubren que el Ártico está repleto de ellos

Javier Peláez

El tiburón de Groenlandia o tiburón boreal es un animal realmente extraordinario y enigmático. Hace unos años, investigadores de la Universidad de Copenhague nos dejaban a todos asombrados al anunciar que los tiburones boreales son los vertebrados más longevos que conocemos, pudiendo llegar a vivir 400 años.

Aquel trabajo publicado en Science en 2016 se realizó de una manera curiosa: analizando el cristalino del ojo de 28 ejemplares de tiburón boreal mediante técnicas de carbono 14 y encontraron trazas de la radiaciones procedentes de las pruebas nucleares de los años ’50. Además los resultados confirmaron que dos de esos tiburones tenían aproximadamente 335 años y 392 años, lo que les convertía en los animales más longevos del planeta después de la almeja de Islandia que ha llegado a vivir 507 años.

Tiburón boreal grabado en aguas árticas | Devine, Fisher, et al. Memorial University of Newfoundland
Tiburón boreal grabado en aguas árticas | Devine, Fisher, et al. Memorial University of Newfoundland

Sin embargo, a pesar de esta longevidad y de tratarse de animales relativamente grandes (algunos ejemplares superan fácilmente los 6 metros), los investigadores cuentan con muy pocos registros, datos o grabaciones de ejemplares vivos. De hecho en el estudio de 2016 todos los tiburones boreales que se analizaron eran ejemplares muertos recogidos por las redes de algunos pescadores.

Para intentar remediar esta escasez de registros un equipo de oceanógrafos de la Memorial University of Newfoundland se ha desplazado con cámaras submarinas hasta el Ártico Canadiense y se ha encontrado con toda una sorpresa…

Más de 250 horas de grabación en alta definición, recogidas durante dos años en más de treinta localizaciones diferentes, han servido para detectar y grabar a 142 tiburones boreales diferentes… un trabajo sin precedentes que nos ofrece una visión sorprendente de las profundidades árticas, repletas de estos animales antes tan escurridizos.

Para captar a los tiburones los biólogos marinos utilizaron diferentes cebos, siendo el calamar el favorito de todos. Los tiburones acudieron al cebo de calamar en el 80% de las ocasiones que se usaron.

Es otra paradoja de este increíble escualo puesto que, a pesar de vivir en profundidades de hasta 2000 metros, donde no llegan los rayos del sol, y de ser un animal bastante lento y voluminoso, sin embargo se las arregla para cazar calamares que son mucho más rápidos que él. Esto nos lleva a hablar de la sorprendente, y un poco escalofriante, técnica de caza de estos tiburones: Muchos de ellos tienen instalado en el cristalino de su ojo un parásito que los deja prácticamente ciegos. Sin embargo este copépodo parásito instalado en el ojo de los tiburones boreales es bioluminiscente y, en la oscuridad atrae a los calamares que, sin saberlo, se dirigen directamente hacia su cazador.

Localizaciones en el ártico canadiense donde se han captado hasta 142 tiburones diferentes | Devine, Fisher, et al. Memorial University of Newfoundland
Localizaciones en el ártico canadiense donde se han captado hasta 142 tiburones diferentes | Devine, Fisher, et al. Memorial University of Newfoundland

Después de la fase de grabación, los investigadores de Terranova analizaron las imágenes y empezaron el laborioso trabajo de identificar uno por uno todos los tiburones captados en cámara y para ello utilizaron las marcas únicas en la piel, un método que también se suele utilizar con otros escualos como los tiburones blancos o los tiburones ballena.

Los resultados finales indican que, a pesar de las dificultades que hemos tenido en el pasado para detectar a estos tiburones, la realidad es que las aguas árticas están repletas de ellos.

Referencias científicas y más información:

Brynn M. Devine, Laura J. Wheeland, Jonathan A. D. Fisher “First estimates of Greenland shark (Somniosus microcephalus) local abundances in Arctic waters” Scientific Reports, volume 8, Article number: 974 (2018) doi:10.1038/s41598-017-19115-x

Julius Nielsen, Rasmus B. Hedeholm, et al. “Eye lens radiocarbon reveals centuries of longevity in the Greenland shark (Somniosus microcephalus)” Science 12 Aug 2016:Vol. 353, Issue 6300, pp. 702-704 DOI: 10.1126/science.aaf1703

Brynn Devine, Jonathan A. D. Fisher “The World’s Most Ancient, Elusive Sharks Were Finally Caught on Video” Smithsonian Magacine