CEO es amordazado por su propia compañía tras apoyar las teorías conspiratorias de Trump

Ivette Leyva
·4 min de lectura
DEl presidente de Goya Foods, Robert Unanue, habla en conferencia de prensa con Carlos Vecchio, el embajador de Venezuela reconocido por Estados Unidos el 21 de diciembre de 2020 en Doral, Florida. ( Joe Raedle/Getty Images)
El presidente de Goya Foods, Robert Unanue, habla en conferencia de prensa con Carlos Vecchio, el embajador de Venezuela reconocido por Estados Unidos el 21 de diciembre de 2020 en Doral, Florida. ( Joe Raedle/Getty Images)

La junta directiva de la empresa de alimentos latinos Goya se cansó de los problemas que le estaba generando su CEO, Robert Unanue, y decidió emitir una moción de censura para impedirle que siga haciendo declaraciones a los medios.

La entidad de nueve integrantes de Goya votó el viernes a favor de impedir que Unanue hablar con los medios -ya sea de política o de la propia compañía- sin su permiso. La medida fue adoptaba luego que el ejecutivo hablara con Fox News el 20 de enero, día de la toma de posesión de Joe Biden, y declarara que la elección del presidente 46 no había sido verificada.

Unanue compareció en el programa matutino de Fox Business y le dijo a la presentadora Maria Bartiromo que "se avecinaba una guerra" y que la elección del presidente Joe Biden no estaba "verificada".

"Lograron lo que se propusieron, que fue sacar al presidente Trump del medio", dijo. "Creo que esta es la misión cumplida por los sindicatos, el conglomerado de redes sociales, las grandes tecnológicas, los grandes medios y el gran gobierno... Se avecina una guerra, ahora que el presidente se va hoy, vienen por Estados Unidos y la clase trabajadora ".

Es posible que la junta directiva de Goya haya tomado nota del veto que enfrentan los productos del CEO de My Pillow, Mike Lindell, firme aliado de Trump y difusor de falsas teorías de conspiración.

El comentario fue la gota que colmó la copa de los demás ejecutivos de Goya, ya molestos cuando en julio Unanue alabó al presidente Trump pese a las políticas antinmigrantes de su administración, provocando llamados de boicot contra la compañía y duras críticas de políticos como la congresista Alexandria Ocasio-Cortés y el ex miembro del gobierno de Obama, Julian Castro. Por su parte, Ivanka Trump llamó al público a adquirir más productos Goya.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha los comentarios de Robert Unanue, director ejecutivo de Goya Foods, antes de firmar una Orden Ejecutiva sobre la Iniciativa de Prosperidad Hispana de la Casa Blanca en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 9 de julio de 2020. Fotografía tomada el 9 de julio de 2020.. REUTERS/Kevin Lamarque
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha los comentarios de Robert Unanue, director ejecutivo de Goya Foods, antes de firmar una Orden Ejecutiva sobre la Iniciativa de Prosperidad Hispana de la Casa Blanca en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 9 de julio de 2020. Fotografía tomada el 9 de julio de 2020.. REUTERS/Kevin Lamarque

"Todos somos realmente bendecidos ...de tener un líder como el presidente Trump que es un constructor. Tenemos un constructor increíble, y oramos. Oramos por nuestro liderazgo, nuestro presidente ", dijo Unanue en julio.

Sus declaraciones eclipsaron el objetivo del encuentro con Trump en la Casa Blanca, que era anunciar la donación de millones de latas de productos Goya a los bancos de alimentos como ayuda en medio de la pandemia de Covid 19.

Tras conocerse de la moción de censura el viernes, Unanue habló con The New York Post y confirmó que ya no hablaría públicamente sobre política o religión, aunque no se refirió a la sanción en su contra.

"Independientemente, tomé la decisión de bajar la temperatura y dejar de hablar de política y religión", dijo al diario. "Me doy cuenta de que es importante debido a las diversas opiniones de la empresa y nuestro mercado".

Quieren quitar a Unanue pero es una empresa familiar

De acuerdo con una fuente que habló con CNN, la mayoría de los accionistas de Goya están a favor de eliminar por completo a Unanue, pero la dinámica de la empresa familiar no les ha permitido hacerlo.

"La empresa nunca ha sido política ni politizada", dijo la fuente que habló bajo condición de anonimato. "Pasó de un mal CEO a un CEO que ha puesto en peligro el futuro de la empresa y ha puesto en peligro la vida de algunos de los accionistas", en referencia a algunos miembros de la familia Unanue que supuestamente recibieron amenazas debido a los comentarios del CEO.

En diciembre, Unanue le dijo a un programa de radio conservador que Ocasio-Cortez era la "empleada del mes" de la compañía, alegando que los tuits de julio de la congresista habían impulsado las ventas. Pero la fuente de CNN negó que la controversia hubiera sido positiva para la empresa. Las cifras de ventas de Goya no se divulgan públicamente debido a que no es una empresa pública.

"Es difícil decir realmente [si la controversia afectó las ventas], pero el crecimiento de las ventas es menor de lo que era antes de hablar en el Rose Garden", dijo la fuente.

Según el sitio web de la compañía, Goya fue fundada en 1936 en Puerto Rico por dos inmigrantes españoles, Don Prudencio Unanue y su esposa, Carolina. Cuenta ahora con más de 4.000 empleados en 26 instalaciones en Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y España, y ofrece a los consumidores más de 2,500 productos alimenticios del Caribe, México, España, Centroamérica y Sudamérica. La sede de la compañía con el lema “Si es Goya, tiene que ser bueno”, está en New Jersey.

Unanue, de 67 años, nativo de New Jersey y descendiente del fundador, es CEO desde 2004.

VIDEO | 11 frases políticamente incorrectas para olvidar (y dichas por políticos)