Gortázar (CaixaBank) descarta "una ola de operaciones transfronterizas"

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 7 abr (EFE).- El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, no contempla en el horizonte próximo "una ola de operaciones transfronterizas" en el sector bancario en Europa debido a la falta de sinergias que garanticen una mayor eficiencia y, por tanto, más creación de valor para las entidades financieras.

Gortázar se ha mostrado escéptico respecto a esta posibilidad durante su participación en un coloquio sobre la transformación bancaria organizado por El Confidencial, en el que ha participado también la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado.

"Seguirá habiendo integraciones intereuropeas derivadas de cambios de control y por necesidades concretas si un competidor doméstico no puede dar una solución y uno de fuera sí, pero no me parece que estén asentadas las bases para entrar en una ola de operaciones transfronterizas", ha asegurado.

El primer directivo de CaixaBank ha puesto el ejemplo de la reciente operación de fusión con Bankia, a la que, ha confesado, están "absolutamente dedicados", para exponer las ventajas de las operaciones domésticas en relación con las intereuropeas.

Así, ha destacado que en fusiones como esta en el mercado doméstico afloran ámbitos de eficiencia como "una única marca, una única tecnología, una única red de distribución e incluso un único marco jurídico", sinergias que no se dan entre países distintos.

"A día de hoy, a lo mejor en el 'power point' puedes sacar alguna idea, pero en la práctica no tiene suficiente entidad para que alguien proactivamente se lance", ha añadido.

También Margarita Delgado ha expuesto las dificultades que existen ahora mismo para que se puedan llevar a cabo fusiones transfronterizas, aunque ha admitido que serían deseables, ya que habría que "romper muchas barreras".

"La pura realidad es que las sinergias de las fusiones vienen por ahorros de costes y eso se produce en los mercados nacionales y por eso no vemos fusiones transfronterizas", ha señalado.

Entre las dificultades que detecta para estas operaciones, se encuentra la falta de un mercado de capitales más desarrollado y la armonización de otros elementos.

Gortázar ha destacado el papel de la banca para ayudar al tejido empresarial "a cruzar el desierto" en el actual contexto de crisis derivada de la pandemia y se ha mostrado partidario de no dejar caer a empresas y autónomos que puedan parecer no viables a primera vista, pero que puedan remontar en pocos meses.

"Lo que toca es ayudarlos y no dejarlos estancados en los últimos meses de la travesía", ha dicho.

En opinión de la subgobernadora del Banco de España, los banqueros deberían ser "prudentes" y analizar "todas las señales de no viabilidad" en el futuro porque "habrá una factura al cabo de la crisis y la cifra tiene que ser manejable hasta que la economía esté estabilizada".

Respecto al futuro del negocio bancario, Gortázar ha sostenido que las entidades financieras van a seguir en el actual camino de desarrollar productos como la financiación de productos dirigidos a sus clientes y se ha mostrado esperanzando en que dé sus frutos.

"Espero que eso funcione porque si no seguiremos recortando costes y seguiremos empequeñeciéndonos y eso es un viaje hacia el cero", ha señalado, tras recordar que el negocio bancario tradicional tiene un problema de falta de rentabilidad.

(c) Agencia EFE