Google investiga a una miembro del equipo ético de IA por el manejo de información sensible

Maria Ponnezhath
·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Un cartel de Google en uno de los complejos de oficinas de la compañía en Irvine, California, EEUU

Por Maria Ponnezhath

20 ene (Reuters) - Google está investigando a una miembro de su equipo ético de inteligencia artificial (IA) y ha bloqueado la cuenta corporativa vinculada a esa persona después de descubrir que miles de archivos habían sido extraídos de su servidor y compartidos con cuentas externas, según dijo la compañía el miércoles.

Axios, que fue el primer medio en informar sobre la última investigación en torno a un miembro del equipo de la IA de Google (empresa que forma parte del grupo cotizado Alphabet Inc), dijo que Margaret Mitchell había estado utilizando secuencias de comandos automatizadas para buscar en sus mensajes ejemplos que mostraran el tratamiento discriminatorio de Timnit Gebru, una exempleada del equipo de la IA que fue despedidA. (https://bit.ly/3nXM8oV)

Gebru, que es negra, fue una de los principales investigadoras de ética de la IA en Google y fue despedida en diciembre. Gebru afirmó que fue despedida por criticar los esfuerzos de diversidad dentro de la unidad de la IA de Google, algo que la compañía ha rebatido.

"Nuestros sistemas de seguridad bloquean automáticamente la cuenta corporativa de un empleado cuando detectan que la cuenta corre el riesgo de verse comprometida debido a problemas de credenciales o cuando se ha activado una regla automatizada que implica el manejo de datos sensibles", dijo un representante de Google en un comunicado.

"Estamos investigando activamente este asunto como parte de los procedimientos estándar para obtener detalles adicionales".

Mitchell no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios a través de su cuenta de LinkedIn.

Los esfuerzos de diversidad de Google han sido cuestionados por empleados de la empresa, en un contexto de tensión en los últimos años, con varias dimisiones y despidos en el departamento de Inteligencia Artificial, lo que suscita dudas sobre si los esfuerzos de la empresa para minimizar los posibles daños de sus servicios son suficientes.

(Información de Radhika Anilkumar y Maria Ponnezhath en Bengaluru; editado por Arun Koyyur; traducido por Tomás Cobos)