Google apela la multa de 500 millones de euros aplicada por Francia por los derechos afines

·2 min de lectura
Una tabletas muestra el logotipo de Google en una imagen tomada el 17 de febrero de 2019 en París (AFP/Lionel Bonaventure)

La compañía estadounidense Google recurrió este miércoles la multa de 500 millones de euros (590 millones de dólares) que Francia le impuso por no haber negociado de "buena fe" la aplicación de los derechos afines, que retribuyen a los editores de prensa.

"Estamos en desacuerdo sobre determinados elementos jurídicos y consideramos que el monto de la multa es desproporcionado respecto a los esfuerzos que hemos puesto en marcha", indicó en un comunicado el director general de Google en Francia, Sébastien Missoffe.

La Autoridad de la Competencia francesa impuso a mediados de julio la primera multa de un regulador de la Unión Europea (UE) en materia de derechos afines desde la adopción por el bloque de una directiva en 2019, que Francia transpuso rápidamente.

El regulador también ordenó entonces a Google presentar "una oferta de remuneración por la utilización actual de sus contenidos protegidos" a los editores y agencias de prensa, so pena de multas "de hasta 900.000 euros (1,06 millones de dólares) por día de retraso".

"Reconocemos los derechos afines y seguimos comprometidos con la firma de acuerdos en Francia", subrayó Missoffe.

El gigante de internet explicó también que adoptó iniciativas para responder a las demandas de la Autoridad, como "ampliar" su oferta "a más de 1.200 editores de prensa".

El conflicto radica en los derechos que la compañía estadounidense debe pagar a los editores de prensa franceses por los contenidos (fragmentos de artículos, fotos, vídeos, infografía) que aparecen en las páginas de resultados cuando el internauta realiza una búsqueda.

Al principio Google era reacio a estos "derechos relacionados con los derechos de autor" e intentó obligar a los editores a cederle el derecho a utilizar gratuitamente sus contenidos, al considerar que ya cobraban lo suficiente por las visitas que generaba en sus páginas web.

Ante su rechazo a negociar una remuneración, los editores de prensa y las agencias de noticias, como la Agencia France-Presse (AFP), recurrieron a la Autoridad de la Competencia a finales de 2019 por "abuso de posición dominante".

En abril de 2020, la Autoridad impuso "medidas de urgencia" a Google, o sea la obligación de negociar "de buena fe" una retribución a los editores de prensa, pero en septiembre de ese año estos recurrieron al regulador de nuevo por considerar que la compañía no estaba respetando sus obligaciones.

lby/tjc/

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente