El Gobierno de Venezuela califica de "infame" la activación del TIAR

En la imagen, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. EFE/Rayner Peña/Archivo

Caracas, 11 sep (EFE).- El Gobierno de Nicolás Maduro calificó este miércoles de "infame" la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) con el respaldo de doce países, según un comunicado de la Cancillería de Venezuela.

La Administración de Maduro denunció "la infame decisión de un pequeño grupo de Gobiernos de la región que, alineados a los intereses del Gobierno supremacista de Estados Unidos, invocaron la activación de un nefasto instrumento de la historia de nuestro continente, como es el caso del TIAR".

En el texto, se advierte que el TIAR, una instancia similar a una OTAN americana y que abre la puerta a la intervención militar, "fue impuesto a nuestra región por Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría y su propósito fue legitimar intervenciones militares en América Latina por razones ideológicas".

A petición de la delegación venezolana designada por el líder del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por casi 60 naciones, este miércoles en el seno de la OEA doce países dieron un primer paso en la activación del TIAR.

Los países que votaron a favor fueron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, EE.UU., Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela, esta última representada por los delegados del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

En su comunicado, el Gobierno de Maduro cita los casos de Guatemala en 1954, en Cuba en 1961, en República Dominicana en 1965, en Granada en 1983 y en Panamá en 1989. Además, destaca que no se activó para proteger a Argentina durante la Guerra de Las Malvinas en 1982.

"Los Estados Unidos traicionaron al continente y obviaron su activación, alineándose con su socio de la OTAN", dice el comunicado.

Para el Gobierno, "resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del TIAR, hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión del Consejo Permanente de la OEA a todas luces írrita y nula".

La Cancillería señala que por decisión de Maduro, Venezuela denunció el TIAR en mayo de 2013, un procedimiento mediante el cual los países miembros del Tratado se desvinculan del acuerdo y, por lo tanto, "no acepta ni reconoce ninguna obligación derivada de este Tratado".

Finalmente, el Gobierno venezolano "hace un sentido llamado" a los países de la región para que rechacen "firmemente las pretensiones de este pequeño grupo de países" que, asegura, "amenazan la paz e integridad de Venezuela y de todo el continente".

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconoce la oposición ni parte de la comunidad internacional, debido a que el gobernante resultó reelegido en unos comicios en los que se prohibió participar a los principales líderes opositores.

En respuesta, Guaidó se adjudicó las competencias del Ejecutivo como presidente interino de Venezuela y consiguió el apoyo de casi 60 naciones, con Estados Unidos a la cabeza.