El gobierno de transición de Libia logra el voto de confianza del parlamento

Hamza MEKOUAR
·3 min de lectura

El gobierno de transición en Libia, surgido de un proceso auspiciado por la ONU, obtuvo este miércoles el voto de confianza del parlamento para conducir al país devastado por la guerra a las elecciones de diciembre.

Tras dos días de intenso debate, el parlamento dio luz verde al gabinete del primer ministro interino Abdul Hamid Dbeibah, con el apoyo de 121 de los 132 legisladores presentes, según imágenes transmitidas por la televisión.

"Les agradezco su confianza", dijo el multimillonario de 61 años nombrado primer ministro interino el 5 de febrero por 75 responsables libios reunidos en Ginebra, bajo la égida de la ONU, al mismo tiempo que un Consejo Presidencial de tres miembros.

El nuevo gobierno, aseguró la prensa local, prestará juramento el lunes en Bengasi (este), segunda ciudad de Libia y cuna de la insurrección contra el régimen de Muamar Gadafi en 2011.

El Gobierno de Unión Nacional (GNA) saliente de Fayez al Sarraj felicitó al nuevo ejecutivo, y se dijo "plenamente dispuesto a transmitirle las misiones y responsabilidades en calma y en el respeto de la alternancia pacífica del poder".

El nuevo gobierno debe remplazar tanto al GNA como al poder rival en el este del país.

Los diputados debatían desde el lunes en la ciudad de Sirte, a medio camino entre las regiones rivales del este y del oeste, la composición del gobierno, la repartición de puestos y su hoja de ruta.

"Este será el gobierno de todos los libios. Libia es una nación unida", expresó en su discurso el miércoles Dbeibah, oriundo de Misrata (occidente).

- "Día histórico" -

El embajador de la UE en Libia, Jose Sabadell, calificó la jornada de "verdaderamente histórica".

También considerándolo "un día histórico", el presidente de Parlamento, Aguila Saleh, recordó que el gobierno de Dbeibah "debía saber que su mandato y sus responsabilidades terminarán el 24 de diciembre", fecha de las elecciones programadas en el marco del proceso de las Naciones Unidas.

Dbeibah presentó un gobierno "representativo de todos los libios", compuesto por dos viceprimeros ministros, 26 ministros y seis ministros de Estado.

Dbeibah deberá ahora unificar las instituciones libias y conducir la transición.

Este proceso se ha visto empañado por la reciente difusión de extractos de un documento todavía confidencial de un Comité de Expertos de las Naciones Unidas en el que se denuncian actos de corrupción y de compra de votos.

El caso provocó una gran polémica en Libia, pero Dbeibah defendió "la integridad del proceso".

Desde la caída de Gadafi en 2011, Libia se ha visto sumida en el caos, con divisiones y luchas de influencia en un contexto de injerencia extranjera.

El fin de los combates el verano pasado y el inicio del proceso de la ONU ha reavivado las esperanzas de reactivar la economía de ese país petrolero del norte de África, que antaño estuvo entre los más prósperos de la región.

El primer ministro deberá responder a las urgentes expectativas de los libios, que viven con penurias de liquidez, gasolina, electricidad y una inflación galopante.

hme/bfi/mis/mb