El Gobierno sueco anuncia que pedirá su ingreso formal en la OTAN

·4 min de lectura
La ministra de Exteriores sueca, durante una reunión con Finlandia y la OTAN (Photo: JOHN THYS via Getty Images)
La ministra de Exteriores sueca, durante una reunión con Finlandia y la OTAN (Photo: JOHN THYS via Getty Images)

La ministra de Exteriores sueca, durante una reunión con Finlandia y la OTAN (Photo: JOHN THYS via Getty Images)

En la misma dirección que sus vecinos y sin sorpresas. La primera ministra sueca, la socialdemócrata Magdalena Andersson, ha anunciado que Suecia pedirá formalmente el ingreso en la OTAN.

La decisión, esperada por ser idéntica a la anunciada por Finlandia este domingo, ha llegado tras una reunión extraordinaria del Gobierno y un debate parlamentario. De este modo, Suecia rompe con una política de dos siglos de no alineación.

“El Gobierno sueco ha decidido que Suecia debe ingresar en la OTAN”, ha reconocido en rueda de prensa Andersson sobre una decisión que cuenta con el respaldo de las principales fuerzas políticas suecas y que justificó por el empeoramiento de la seguridad provocado por la guerra de Ucrania.

El Ejecutivo ha añadido, en una breve nota, que “la membresía en la OTAN es la mejor manera de proteger la seguridad de Suecia a la luz del entorno de seguridad fundamentalmente cambiado tras la invasión de Ucrania”, un postulado que encaja con lo defendido, horas antes, por la formación gobernante, el Partido Socialdemócrata. Este domingo, ya había expuesto formalmente su apoyo a la entrada del país en la alianza occidental, un paso que dejaba prácticamente abierta la puerta a la candidatura formal de la nación.

La membresía en la OTAN es la mejor manera de proteger la seguridad de Suecia a la luz del entorno de seguridad fundamentalmente cambiado tras la invasión de UcraniaGobierno sueco

La constante amenaza rusa

El movimiento geopolítico de las dos naciones se produce pese a las amenazas de Rusia, que en los últimos tres meses ha mandado repetidos mensajes advirtiendo de “consecuencias”, como pronunció una portavoz del Kremlin en las primeras horas de guerra. También se han sucedido las violaciones del espacio aéreo tanto sueco como finlandés.

El pasado 2 de marzo, trascurrida apenas una semana de invasión en Ucrania, cuatro cazas rusos se adentraron en la zona de seguridad de Suecia, una maniobra que el alto mando aéreo calificó de “acción poco profesional e irresponsable por parte de Rusia” y que “a la luz de la situación actual, nos tomamos el incidente muy en serio”.

Hoy mismo, 16 de mayo, Putin ha renovado su ‘aviso’ a Suecia y Finlandia, dejando caer que no tiene “problemas” en la ampliación de la OTAN salvo que esto implique el “emplazamiento de infraestructura militar en la zona”.

Si esto ocurre, ha añadido Putin, “sin duda provocará una respuesta por nuestra parte”. “Y cuál será, lo decidiremos partiendo de las amenazas que nos cree” la OTAN, como ha apuntado en una cumbre de la postsoviética Organización del Tratado de Seguridad Colectiva.

Y qué dice la OTAN: Turquía se niega a apoyar

La organización supranacional bendice la ampliación de sus 30 actuales estados miembros... aunque no de forma unánime, algo que se requiere para la aceptación de nuevos integrantes. Tras las palabras en contra del presidente croata (que no de su primer ministro, que sí la apoya), Turquía ha mostrado su negativa a la entrada de Suecia y Finlandia.

Para el Gobierno de Erdogan, la adhesión de Grecia ya fue un error en el pasado y ahora “como Turquía, no queremos repetir errores similares”, llegó a apuntar el propio líder otomano. Incluso, apuntó que los dos países nórdicos son “hogar de muchas organizaciones terroristas”.

Este lunes, Erdogan ha renovado su amenaza de veto. “No diremos ‘sí’ a quienes imponen sanciones a Turquía para unirse a la OTAN”, ha espetado en un discurso, donde ha insistido a los dos ejecutivos europeos que no se tomen la molestia de hacerle cambiar de opinión.

Quien sí lo apoya de forma clara es España. Este lunes, Pedro Sánchez ha “celebrado” el anuncio de Suecia, de la que ha apuntado que es “una decisión soberana que reforzará la Alianza Atlántica para afrontar juntos los desafíos del presente y del futuro”. “La unidad es nuestra mayor fortaleza”, ha rematado, añadiendo el hashtag MadridOtan22, en referencia a la cumbre occidental que acogerá la capital española a finales de junio y donde se espera la respuesta definitiva a los nuevos aspirantes.

Sin embargo, desde la plana mayor de la OTAN se promete protección para los dos países una vez se inicie el camino formal hacia su membresía. El secretario general, Jens Stoltenberg, ha apuntado recientemente que baraja aumentar su presencia en la zona del Báltico e incluso desplegar tropas tanto en Suecia como en Finlandia.

Aunque hasta su adhesión total no podrían acogerse al artículo 5 de protección mutua, el alto mando ha prometido que se les dará “garantías de seguridad” durante el proceso. “Debemos permanecer juntos en este momento histórico”, ha añadido el mandatario, antiguo primer ministro noruego, tras haber hablado con los dos ministros de Exteriores.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente