El Gobierno seguirá de cerca posibles aranceles a renovables españolas en EE.UU.

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 7 abr (EFE).- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho que el Gobierno seguirá de cerca la posible imposición por Estados Unidos de aranceles a empresas del sector renovable español y buscarán que "si hay un comportamiento mejorable, mejorarlo" y si hay algún error o malentendido, se pueda arreglar cuanto antes.

Ribera, que ha participado en El Ágora de El Economista este miércoles, respondía así al ser preguntada por la intención de la Administración estadounidense de imponer aranceles a empresas renovables españolas a las que acusa de haber vendido en Estados Unidos torres eólicas por debajo de un precio "razonable", una práctica conocida como "dumping".

Teresa Ribera ha indicado que, aunque no conoce aún exactamente este asunto, su primera impresión es que no se trata tanto de un arancel a los bienes de equipo de energía eólica o a los productores de energía eólica como de "alguna discrepancia con respecto a la eventual venta o importación de bienes de equipo por debajo del precio de mercado".

La ministra ha añadido que hay que contar con la información que aporten las industrias a las que la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos acusa en un informe de haber vendido torres eólicas con un supuesto margen de "dumping" del 73 % "para entender lo que hay y lo que no hay antes de dar ningún paso".

Ha afirmado que el Gobierno español seguirá de cerca este asunto con prudencia e interés, y buscará que "si hay un comportamiento mejorable se pueda mejorar, y si hay un error o algún tipo de malentendido, se pueda arreglar cuanto antes".

El documento de la Comisión Internacional de EE.UU. acusa a siete compañías españolas o con plantas en España (Acciona -a través de su filial Nordex-, Kuzar, Haizea, la danesa Vestas, Siemens Gamesa, Windar y Proyectos Integrales y Logísticos) de haber vendido torres eólicas con un supuesto margen de "dumping" del 73%.

Por ello, Washington ha anunciado que todas las torres eólicas que hayan entrado en EE.UU. desde hace un año podrían estar sujetas a aranceles.

EE.UU. ha avisado de que podría imponer unos aranceles del 73%, la misma cantidad del supuesto margen de "dumping"; pero solo si se concluye que las empresas españolas han vendido sus productos por debajo del precio del mercado, algo que todavía no es definitivo, pues las conclusiones de la investigación son preliminares.

(c) Agencia EFE