El Gobierno salva gracias a ERC el decreto de los interinos

·4 min de lectura
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, este miércoles, en el Congreso. (Photo: EFE)
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, este miércoles, en el Congreso. (Photo: EFE)

Un ‘sí’ de última hora de ERC salva el plan del Gobierno para atajar la temporalidad en el empleo público. El Congreso ha convalidado el decreto que más complicado tenía salir adelante por 170 ‘síes’, 169 ‘noes’ y 8 abstenciones. Además, será el único de los cuatro convalidados este miércoles que se tramitará como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia para que todos los grupos introduzcan enmiendas.

Montero ha pactado con los republicanos de ERC que los funcionarios sin plaza con más de diez años de experiencia puedan tener una sin pasar un examen de oposición. De esta manera, será suficiente con una valoración de méritos para agarrar el puesto. Ese gesto de Hacienda no solo ha girado el voto de ERC —que a primera hora de este miércoles estaba en el ‘no’—, también ha llevado al PNV a la abstención y a Unidas Podemos, el socio del Gobierno, al ‘sí’. Esa ha sido al ecuación que ha dado luz verde al decreto.

No obstante, una fuente de ERC en el Congreso cuenta a este periódico que su partido salva el decreto precisamente para poder introducirle “mil enmiendas”. Montero se ha comprometido a tener listo el proyecto de ley antes del próximo mes de octubre.

Lo cierto es que la negociación con ERC se ha producido en mitad de la tensión entre Moncloa y Generalitat por el fondo de 10 millones que ha creado el Govern para pagar las fianzas que el Tribunal de Cuentas pide a 34 ex altos cargos catalanes por la promoción exterior del procès y que el Gobierno estudia por si es ilegal.

ERC salva el decreto precisamente para poder introducirle mil enmiendasUna fuente de ERC en el Congreso.

La oposición ha sido muy crítica con el decreto. Hasta algunos de sus habituales socios, como Más País, se han quedado en la abstención y han lanzado serios avisos al Ejecutivo porque consideran insuficiente su plan para situar la temporalidad por debajo del 8% (desde el 28% actual) con la convocatoria de 300.000 plazas que lleven al menos tres años ocupadas por temporales.

La votación ha estado tan ajustada que se ha tenido que repetir, porque la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se ha equivocado y ha leído un empate en la votación que se ha corregido en una segunda.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La norma ha generado mucha oposición también entre los partidos de la derecha y algunos independentistas que han votado en contra, como el PP, Junts, Vox, CUP, Coalición Canaria, BNG, PDeCAT o Ciudadanos. Los naranjas, al igual que los populares, consideran el decreto un “parche” que no ha sido sometido a negociación.

La norma también incluirá que las comunidades autónomas puedan decidir que la oposición no sea eliminatoria

Lo cierto es que el Gobierno ha tirado de suspense y de pacto ‘in extremis’ en el último pleno del curso para salvar su intento de atajar la temporalidad de los funcionarios. Montero ha anunciado que los cambios que ha pactado se introducirán durante la tramitación parlamentaria del decreto, que se ha comprometido a tener listo definitivamente antes de que acabe octubre.

Esa es otra de las claves. El decreto se salva, pero la idea inicial del Gobierno no será ley hasta que no se vote el proyecto final. Ahora se abre un período de varios meses en el que los partidos aportarán enmiendas para mejorar la norma e introducir en ella sus exigencias. Dependerá de la política pura y dura qué texto queda y qué se vota en unos meses.

Las claves de la idea del Gobierno

El decreto que alumbró el Gobierno llegó tras el acuerdo que alcanzó con los sindicatos CCOO, UGT y CSIF y tras haberlo consultado a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos, como parte contratante fundamental del empleo público en España. Ese plan contempla el lanzamiento de 300.000 plazas que son estructurales y que ahora están ocupadas por personal temporal.

Además, para limitar que las plazas de interinos sobrevivan años y años en la Administración, el Ejecutivo pactó que sea imposible que un interino cubra una plaza que haya ocupado durante tres años otro interino, a no ser que el proceso de selección quede desierto y no se pueda ocupar el cargo.

Según datos de la primera EPA de 2021 citados por TVE, en España un 30,4% de las plazas públicas están ocupadas por alrededor de 800.000 interinos, algo que ha Unión Europea ha afeado al Gobierno.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR....

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente