El Gobierno de Revilla y los médicos llegan a un preacuerdo para poner fin a la huelga en Cantabria

Manifestación de sanitarios en Santander. (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Manifestación de sanitarios en Santander. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Manifestación de sanitarios en Santander. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

La Consejería de Sanidad y el Sindicato Médico han alcanzado este viernes un preacuerdo para poner fin de la huelga que empezó el pasado lunes en la Atención Primaria de Cantabria, aunque todavía deberá ser ratificado por los profesionales en asamblea y por los servicios jurídicos de ambas partes.

El gerente del Servicio Cántabro de Salud, Rafael Sotoca, ha anunciado este preacuerdo “de salida de huelga” tras una reunión que se ha prolongado siete horas y que fue convocada esta misma mañana por Sanidad.

A juicio de Sotoca, el documento que ha salido de esta nueva reunión “supone sin duda un acercamiento de posturas”, por lo que confía en que ponga fin al conflicto laboral.

Los convocantes han señalado en un comunicado que en la mesa negociadora se ha redactado conjuntamente un borrador de preacuerdo “todavía incompleto, a falta de valoración por parte de los servicios jurídicos del Sindicato Médico y de algunos flecos importantes en varios puntos”.

Según el Sindicato Médico, esos flecos “se intentarán ir cerrando” antes de la asamblea que se celebrará en el Colegio Oficial de Médicos de Cantabria el próximo lunes a las 11.00 horas y que será la que ratifique o rechace el preacuerdo.

El Sindicato Médico mantiene, no obstante, la concentración que ha convocado a las 12.00 horas del domingo en la Plaza del Ayuntamiento de Santander y a la que ha invitado a sumarse a todos los ciudadanos para defender “una atención primaria de calidad”.

También ha convocado una concentración el lunes, al término de la asamblea, en apoyo a un compañero que fue agredido en mayo, después de que el Colegio de Médicos denunciase este viernes la rotura de las lunas de dos vehículos de su propiedad un día después de confirmarse la puesta en libertad de su agresor.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR