El Gobierno polaco califica de "agresión" la amenaza de sanciones de Bruselas

·2 min de lectura

Cracovia (Polonia), 7 sep (EFE).- El viceprimer ministro y ministro de Justicia polaco, Zbigniew Ziobro, calificó este martes de "una nueva agresión de la Comisión Europea (CE) contra Polonia" la petición de sancionar a Varsovia por su reforma judicial y dijo que "no tiene derecho a interferir en la organización judicial" de su país.

La declaración de Ziobro se produjo después de que otros miembros del gobierno polaco reaccionaran este martes contra la petición de sanciones a Polonia por parte de la CE y criticaron lo que consideran un doble rasero en la evaluación de la independencia judicial en los países de la Unión Europea.

El viceministro de Justicia, Sebastian Kaleta, difundió en sus redes sociales un mensaje que tildaba de "acto de agresión" y "ataque ilegal" la actitud de la Comisión, y poco después añadió que "Alemania, España, Rumanía y Francia" son "los países que no han reconocido las sentencias del TJUE (Tribunal de Justicia de la UE) en los últimos dos años".

Otro viceministro de Justicia, Marcin Romanowski, aludió al retraso en la evaluación del plan de gastos de los fondos de ayuda europeos que Varsovia envió a Bruselas y escribió en su cuenta de Twitter que "chantajear al Tribunal Constitucional polaco con el bloqueo de los fondos y al mismo tiempo exigir sanciones económicas para Polonia en nombre de la ´independencia de los jueces´ es algo que sólo puede ser obra de los eurócratas de la Comisión Europea".

La ex primera ministra y actualmente eurodiputada Beata Szydlo calificó de "absurdo" el hecho de que la CE afirme "que se preocupa por la ´independencia del poder judicial´ en Polonia" y, al mismo tiempo, exija "la imposición de sanciones económicas" para cumplir "una sentencia del TJUE, que de hecho interfiere con la independencia del poder judicial polaco".

"¿Los tribunales polacos deben depender de la voluntad de la Comisión Europea?", concluye el mensaje de Szydlo.

La CE pidió este martes al TJUE sanciones económicas contra Varsovia por no suspender la aplicación de disposiciones relativas a las competencias de la cámara disciplinar del Tribunal Supremo.

Asimismo, Bruselas decidió abrir un procedimiento de infracción a Polonia por no tomar las medidas necesarias para respetar la sentencia del TJUE del 15 de julio que consideraba el régimen disciplinario de los jueces en Polonia contrario al Derecho europeo.

La creación de una Sala Disciplinaria en 2017 fue una de las medidas adoptadas por Ley y Justicia, el partido gubernamental polaco, como parte de la reforma del sistema judicial.

Tras la orden formulada por la CE de suspender el funcionamiento de la cámara disciplinar, el gobierno polaco anunció que acataba esa decisión y que la sala dejará de ejercer sus funciones "en su forma actual", pero advirtió que tal reforma "requiere tiempo".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente