Gobierno polaco tendrá apoyo de la izquierda para aprobar plan pospandemia

Agencia EFE
·2 min de lectura

Cracovia (Polonia), 27 abr (EFE).- El Gobierno ultraconservador polaco y la oposición de izquierda alcanzaron este martes un acuerdo para votar juntos a favor del plan de recuperación económica pospandemia, que será sometido a la aprobación parlamentaria en los próximos días.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, anunció en una rueda de prensa que su gobierno aprueba las seis condiciones impuestas por la coalición "Izquierda" para apoyarles en la aprobación del plan de estímulo económico, lo que allana el camino para sacar adelante la ley con la que "esperar el final de la crisis económica y hacer que la recuperación económica sea una realidad".

Morawiecki, que desde principios de mes estaba intentando recabar el apoyo de varias formaciones de la oposición, declaró tras reunirse con los líderes del grupo parlamentario de izquierda que éste era "el único grupo del que hemos recibido propuestas concretas, lo que ha permitido sellar un acuerdo en varias áreas esenciales".

Robert Biedron, presidente del partido "Primavera", que forma parte de la coalición progresista, detalló que las 6 condiciones aceptadas por el gobierno incluyen la asignación de al menos el 30 por ciento de los fondos a los gobiernos locales.

Además, se dedicarán 400 millones de euros para industrias amenazadas por la epidemia, incluida la cultura; se pretende construir 75.000 pisos de protección pública y alquiler a bajo precio; dotar con 1.000 millones de euros la construcción y dotación de hospitales regionales, elaborar un plan detallado de gastos y el nombramiento de un comité de seguimiento del gasto de los fondos europeos.

Al igual que los demás socios europeos, Polonia debe remitir a Bruselas un plan para gastar los fondos que se le asignarán dentro del fondo de recuperación económica postpandemia, dotado con 800.000 millones de euros (750.000 millones en precios de 2018, usados como referencia al pactarlo).

En Polonia el Gobierno indicó que el plan debería ser aprobado en el Parlamento nacional, por lo que, ante las dificultades para reunir los apoyos de los socios del Ejecutivo de coalición el primer ministro Morawiecki inició consultas con otros partidos de la oposición.

Con los 47 escaños de la izquierda, el PiS (Ley y Justicia, partido en el poder) ya no precisa del apoyo de sus socios de coalición conservadora, que hasta ahora habían planteado además problemas a la aprobación del fondo europeo de reconstrucción por considerar que, con ello, Polonia se expondría a las exigencias de Bruselas sobre el cumplimiento del Estado de Derecho e incluso debería asumir la deuda de otros países.

Polonia todavía tiene pendiente la ratificación de la legislación que hará posible la financiación del fondo de recuperación europeo, lo que tiene previsto hacer en junio.

Varsovia ha sido reconvenida por la UE en varias ocasiones por sus medidas contra la independencia judicial, los ataques contra minorías sexuales y la restricción de derechos civiles como el aborto, lo que ha enturbiado las relaciones entre Polonia y sus socios europeos.

(c) Agencia EFE