El Gobierno pide la extradición de Josu Ternera por el asesinato de Hergueta

EFE

El Gobierno ha acordado pedir a Francia la extradición del dirigente de la banda terrorista ETA José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, para que sea juzgado en España por el asesinato del directivo de la empresa Michelín Luis Hergueta Guinea, que fue tiroteado en Vitoria en junio de 1980.

Así lo ha informado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, que ha explicado que es la segunda solicitud de extradición de Josu Ternera desde que fue detenido en Francia el 16 de mayo de este año.

Ha recordado que el pasado 28 de junio el Gobierno ya le reclamó por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987, que causó la muerte a 11 personas, seis de ellas niños.

Ahora se solicita por el asesinato de Luis Hergueta por el que Josu Ternera está reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

Tres jóvenes sin identificar

Según informa el Ministerio de Justicia, en la causa consta que este atentado fue cometido por tres jóvenes sin identificar que abordaron a la víctima a la que uno de ellos disparó en la cabeza en dos ocasiones.

Añade que se tiene constancia de que entre los meses de febrero y mayo de 1980 Josu Ternera mantuvo citas con dos empleados de la empresa Michelín a quienes pidió fotografías de la víctima con el fin de secuestrarle. Ambos trabajadores fueron condenados en 1982 por un delito de colaboración con banda armada.

Josu Ternera fue detenido en mayo en Francia, donde debe cumplir una condena de ocho años de prisión impuesta por la justicia gala en junio de 2017 por su pertenencia al aparato político de ETA.

Posteriormente el Tribunal de Apelación de París decretó la libertad vigilada del reclamado por sus problemas de salud con la obligación de presentarse semanalmente en una Comisaría de la capital gala.

Sin embargo el 19 de junio la justicia francesa decretó de nuevo el ingreso en prisión de Josu Ternera, esta vez con fines de...

Sigue leyendo en El HuffPost