La Guaira: el gobierno de Maduro denuncia un intento de "invasión por vía marítima" de un grupo procedente de Colombia

Redacción* - BBC News Mundo
Fuerzas de seguridad en Macuto tras la supuesta invasión.

Tan solo dos días después de que se produjeran decenas de muertes en una cárcel de Venezuela en un incidente aún por aclarar, el gobierno de Nicolás Maduro informó de otro suceso con fallecidos en el norte del país.

Al menos 8 personas murieron y 13 fueron detenidas tras un intento frustrado de "invasión por vía marítima", según el gobierno de Maduro.

Entre los arrestados, se encuentran dos ciudadanos estadounidenses, señaló Maduro en una intervención televisiva este lunes, su primera aparición pública tras la denuncia.

Maduro aseguró que el objetivo de la supuesta invasión era "matar al presidente de Venezuela (...) intentar matarme".

El día anterior, el ministro de Interior, Néstor Reverol, aseguró que el incidente se produjo en la madrugada del domingo, cuando "un grupo de mercenarios terroristas procedentes de Colombia" trataron de acceder al país.

Las fuerzas de seguridad, añadió, "abatieron a unos y detuvieron a otros".

La oposición venezolana puso en duda la versión del gobierno, considerándolo un "montaje" para tratar de "distraer" a la población de los recientes casos de violencia, como el ocurrido en la cárcel de Los Llanos el viernes.

"Buscan confundir y sembrar evidencias", señaló el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y la mayoría de países de la Unión Europea y América Latina.

Maduro ha acusado en diversas ocasiones al gobierno de Colombia y al de EE.UU. de tratar de expulsarlo del poder por la fuerza y en esta ocasión volvió a hacerlo.

Tanto el gobierno colombiano como el estadounidense rechazaron las acusaciones.

"Se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al gobierno de Colombia en una trama especulativa", manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado el domingo.

Análisis de Guillermo D. Olmo, corresponsal en Venezuela

Es habitual que el gobierno de Nicolás Maduro denuncie supuestos planes de Estados Unidos y Colombia para sacarlo por la fuerza del poder. No lo es tanto que informe de la muerte de 8 de los supuestos implicados.

En los últimos años se han sucedido intentonas de distinto signo, algunas de desenlace sangriento, como la que encabezó el policía Óscar Pérez en 2017.

Óscar Pérez murió tras un largo asedio de las fuerzas de seguridad de Venezuela.

Como suele ocurrir en Venezuela, resultará difícil saber qué sucedió realmente y no son pocos los que sospechan que todo es un montaje del gobierno para desviar la atención de los gravísimos problemas que aquejan al país.

La crisis del coronavirus, que ha puesto todavía a más venezolanos en riesgo de pasar hambre, y el descontento en gran parte del Ejército, cuya tropa recibe sueldos por debajo de los US$10 al mes, invitan a pensar que movimientos de este tipo podrían repetirse.

La denuncia

Según el gobierno de Maduro, los implicados intentaron "ingresar en unas lanchas" a Venezuela por la costa del estado La Guaira.

"Esta acción militar fue repelida por los organismos de seguridad en la playa de Macuto (...) un lote de armas importantes fue decomisado, además de vehículos que tenían listos aquí en La Guaira para ejecutar acciones directamente sobre instituciones y personalidades", señala un comunicado firmado por Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente de Venezuela (ANC), organismo integrado solo por oficialistas.

Map

Sobre los detenidos, el gobierno de Maduro dijo el domingo que uno de ellos, de nacionalidad venezolana, reconoció haber trabajado con la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos.

La DEA fue expulsada de Venezuela en 2005 y negó su participación en lo ocurrido, recogieron medios estadounidenses.

Este lunes, Maduro aseguró además que dos ciudadanos estadounidenses también fueron arrestados.

Según el gobierno de Maduro, los implicados intentaron "ingresar en unas lanchas" a Venezuela por la costa del estado La Guaira. La oposición lo pone en duda.

Estados Unidos considera a Nicolás Maduro un "dictador" al frente de "un régimen corrupto", por lo que a comienzos de 2019 reconoció como presidente interino de Venezuela a Juan Guaidó, un paso que después siguieron múltiples países de dentro y fuera de la región.

En el marco de su política de presión para forzar su salida, Washington anunció en marzo cargos criminales contra Maduro y dirigentes del chavismo por "conspiración para el narcoterrorismo".

Maduro rechazó las acusaciones como "falsas" y acusó a Trump y a su Ejecutivo de comportarse como "cowboys racistas del siglo XIX".

*Esta nota fue inicialmente publicada el domingo 3 de mayo y actualizada con las declaraciones de Maduro el lunes 4 de mayo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.