El techo colapsado del Templo Mayor de México salvó la zona arqueológica

Agencia EFE
·2 min de lectura

Ciudad De México, 29 abr (EFE).- Autoridades y arqueólogos afirmaron este jueves que el techo del Templo Mayor de la Ciudad de México colapsado anoche por la lluvia de granizo protegió el resto de la zona arqueológica de daños mayores.

"Les podemos decir que los daños que hemos podido observar hasta el momento son mucho menores en comparación de lo aparatoso que se ve desde la calle", dijo en conferencia de prensa Lourdes Gallardo, restauradora del Museo del Templo Mayor.

Gallardo explicó que a pesar de haber colapsado por toneladas de granizo, el techo que cubre la zona arqueológica "no se destruyó" del todo y "siguió protegiendo parcialmente" el Templo Mayor.

"Los techos respondieron bien porque repartieron el peso y en algunas partes se sostuvo la estructura", aseguró la restauradora, quien dijo que "estamos viendo una respuesta adecuada de las cubiertas a un evento atípico".

Una intensa lluvia que duró más de dos horas e incluyó caída de granizo tumbó el miércoles por la noche parte del techo que cubre la Casa de las Águilas en la zona arqueológica del Templo Mayor, ubicada en la céntrica plaza del Zócalo de la Ciudad de México.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, informó a través de redes sociales que el primer dictamen de expertos apuntó a que "no hay afectaciones graves al patrimonio" y dijo que el oficial al que le cayó la techumbre encima está "estable".

En la rueda de prensa, la directora del Museo del Templo Mayor, Patricia Ledesma, explicó que hay "un proyecto general" para cambiar todos los techos de la zona arqueológica, que fueron diseñados por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en 1987.

De todas formas, defendió que aunque los daños se vean "aparatosos", el techo "soportó todo el impacto del granizo", que fue fruto de "una lluvia atípica".

El derrumbe tuvo lugar solo un día después de que el Templo Mayor, parte de la zona ceremonial de la antigua ciudad mexica de Tenochtitlan, reabriera sus puertas al público tras más de un año clausurado por la pandemia de covid-19.

Durante su rueda de prensa matutina, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, prometió "reparar" los daños.

(c) Agencia EFE