El Gobierno da luz verde al plan para acabar con la discriminación del pueblo gitano

·2 min de lectura
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El Consejo de Ministros ha aprobado la Estrategia Nacional para la igualdad, la inclusión y la participación del pueblo gitano que pretende acabar con las dificultades que encuentra este colectivo en el acceso a la vivienda o a un empleo digno y acabar con la discriminación.

“Lamentablemente, todavía se siguen produciendo situaciones intolerables de discriminación antigitana. Problemas como el acceso a un empleo o a una vivienda digna, al igual que episodios de discursos y delitos de odio que vive la población gitana en su día a día”, ha asegurado la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

Para abordarlo, la estrategia plantea hasta 2030 tres ejes principales: inclusión social, igualdad y participación y pone el foco en las personas en situación de pobreza o exclusión social, “un porcentaje muy alto de la población gitana”.

Belarra ha detallado que la estrategia cuenta con medidas orientadas a la salud, la vivienda, el trabajo, la pobreza, la brecha digital o la discriminación antigitana, y presta especial atención a la situación de mujeres y niñas.

El primer eje, de inclusión social, aborda las líneas estratégicas de Educación, Empleo, Vivienda y servicios esenciales, Salud y Pobreza y exclusión social y brecha digital. El segundo, de Igualdad de oportunidades y no discriminación, corresponde a las líneas de actuación de Antigitanismo y no Discriminación, Igualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia hacia las mujeres, y Fomento y Reconocimiento de la Cultura Gitana.



Por último, el tercer eje, de Participación y empoderamiento, corresponde a la Participación de la Población Gitana y del Movimiento Asociativo Gitano.

Está previsto que la estrategia se materialice en dos planes operativos, el primero para el periodo 2021-2026 y el segundo, que estará vigente de 2027 a 2030.

Al término del primer plan operativo se llevará a cabo una evaluación intermedia de la estrategia para ver el impacto que esta tiene sobre la población gitana, así como una evaluación final en el año 2030.

La Estrategia sigue las directrices del Marco Europeo para la Igualdad, la Inclusión y la Participación del Pueblo Gitano hasta el año 2030 y está alineada con el Plan de Acción Antirracismo de la Unión Europea (2020-2025) además de con la Estrategia de la Unión Europea sobre los Derechos de las Víctimas 2020-2025 y la Estrategia de la Unión Europea para la Igualdad de Género.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente