El Gobierno llega tarde para fijar el precio de los test de antígenos

·3 min de lectura
Muchos usuarios han comprado los test de antígenos en Navidad a 8 euros la unidad. Getty
Muchos usuarios han comprado los test de antígenos en Navidad a 8 euros la unidad. Getty

Ya tenemos primera medida relevante del Gobierno después del parón vacacional. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Gobierno va a regular el precio de los test de antígenos y ha anunciado la compra, este mes de enero, de 344.000 pastillas contra la covid-19 fabricadas por Pfizer. Pero no se nota un excesivo entusiasmo en las calles. Y el motivo es obvio, menos para Moncloa.

Cualquier medida que ayude a hacer frente a esta sexta ola de la pandemia es bien recibida. Si encima lleva implícita mecanismos que frenen la especulación económica con productos sanitarios, ni que decir queda. ¿Pero no hubiera estado mejor controlar el precio de los test de antígenos antes de Navidad? O, directamente, ¿no hubiera sido de recibo que estas pruebas se hubieran distribuido de manera gratuita como en media Europa?

  • Así, haciendo un repaso rápido, en el Reino Unido, los test se podían solicitar a través de la web del Gobierno que, una vez anotado el pedido, los enviaba a casa del paciente.

  • En Alemania los ciudadanos han tenido derecho a una someterse a una prueba de antígenos gratis a la semana de forma gratuita e independientemente del estado de vacunación o convalecencia de la persona.

  • En Francia, hasta el 15 de octubre eran gratuitos para todo el mundo y desde entonces lo siguen siendo para quienes demuestren estar vacunados.

  • En Portugal, cada ciudadano ha podido someterse a un examen médico cada quince días.

¿Y en España? Pues en España hay que pagar por ellos. Y dependiendo de cuándo y dónde se compre, el precio a desembolsar es mayor o menor. Porque, una vez más, la responsabilidad pandémica a recaído en el ciudadano por muy importante que luego digan los políticos que es controlar la incidencia. Es decir, si te quieres hacer un test, te lo pagas. Aunque estés poniendo de tu parte para conocer tu estado de salud ante las celebraciones navideñas y no dar pie a más brotes.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Es de recibo destacar que, en Madrid, su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, anunció la compra de 7 millones de pruebas de este tipo para repartir una a cada madrileño de forma gratuita antes de Navidad. La iniciativa es de aplaudir, aunque los problemas en la distribución provocaron que apenas un 15% de ellos fueran repartidos antes del día de Nochebuena por lo que, una vez en la cola de la farmacia, muchos tuvieron que abonar de su bolsillo la compra.

Pero ahora no hay problema. Los test de Ayuso ya se pueden comprar fácilmente en farmacias y en pocos días los precios estarán fijados por Sánchez. ¡Aleluya!. Ahora bien.

  • ¿Cuánta gente va a comprarse un test ahora y cuánta gente lo hizo en Navidad?

  • ¿Cuántos necesitaban una prueba para evitar contagiar a las personas mayores de su entorno y ahora no la necesitan?

  • ¿Cuánta gente se ha contagiado por no tener a mano este mecanismo de control?

Y, sobre todo, ¿Quién garantiza que no va a ocurrir lo mismo con las pastillas contra la Covid-19 anunciadas por Sánchez? ¿O acaso esas 344.000 grajeas se van a multiplicar a tiempo para que España siga avanzando a la misma velocidad en la inmunización?

España ha causado admiración con su proceso de vacunación, pero todo ha sido diferente con los test de antígenos. La primera medida política del Gobierno llega tarde.

En vídeo | Los test de COVID dejan de ser gratis en Francia para los adultos no vacunados

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente