El gobierno japonés minimiza las "inquietudes" atribuidas al emperador sobre el covid y los Juegos

·2 min de lectura
El emperador Naruhito (dcha) y la emperatriz Masako asisten al acto oficial en memoria de las víctimas de la tragedia provocadas por el terremoto y el posterior tsunami que provocó el accidente nuclear del año 2011, el 11 de marzo de 2021 en Tokio

El gobierno japonés minimizó este viernes unas presuntas afirmaciones atribuidas al emperador Naruhito en las que se habría mostrado "preocupado" por la propagación del covid-19 durante los Juegos Olímpicos (23 de julio-8 de agosto), afirmando que estos comentarios solo eran la opinión de un representante de la casa imperial.

El jueves, Yasuhiko Nishimura, jefe de la agencia de la casa imperial, que administra los asuntos del monarca y de su familia, declaró a la prensa que el emperador estaba "muy inquieto por la situación actual de las infecciones del covid-19", informaron los medios locales.

Nishimura dijo que pensaba que el emperador "se preocupa del hecho de que mientras se levantan voces entre el público para expresar su inquietud, la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos (...) podría llevar a un aumento de las infecciones".

De todas maneras, precisó que "no había escuchado estas palabras directamente de parte de Su Majestad", pero que pensaba que "sentía eso", según la agencia de prensa Kyodo.

Aunque el emperador no tiene ningún poder político, está considerado como una figura simbólica importante en Japón.

Pero estas palabras fueron claramente minimizadas este viernes por el gobierno japonés, con el primer ministro Yoshihide Suga declarando a los periodistas que Nishimura se había "expresado a título personal".

Esta posición fue retomada por el ministro de los Juegos, Tamayo Marukawa, y por el portavoz del gobierno, Katsunobu Kato.

Se pidió a Nishimura "comentar sus sentimientos sobre los Juegos" y "habló de sus sentimientos", declaró Kato a los periodistas.

"He creído entender que ha dicho que llegó a esa conclusión con sus conversaciones diarias con Su Majestad. Hay que señalar que hablaba de sus propios pensamientos", añadió Kato.

Este portavoz señaló que el gobierno japonés estaba resuelto a organizar unos Juegos "seguros".

Desde hace meses, la opinión pública japonesa está mayoritariamente opuesta a la celebración de los Juegos este año, aunque recientes sondeos sugieren que la oposición pierde terreno.

Los espectadores procedentes del extranjero no serán autorizados a asistir y el público local será limitado a 10.000 personas como máximo por sitio.

Japón ha conocido una crisis sanitaria mucho menos grave que de otros países, con unas 14.500 muertes contabilizadas oficialmente por covid.

La campaña nacional de vacunación comenzó muy lentamente, pero se aceleró las últimas semanas, con casi un 9% de la población completamente vacunada.

nf-hih-sah/ras/ep/psr/mcd

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente