El Gobierno insta a optimizar el reciclado en el hogar frente al coronavirus

Madrid, 19 mar (EFE).- Optimizar el reciclado doméstico en los contenedores adecuados para ajustar el volumen de residuos que llega a las plantas de tratamiento y extremar la seguridad de los operarios con protocolos especiales y la desinfección de equipos son algunas recomendaciones del Gobierno frente al COVID-19.

Tras divulgar un listado de recomendaciones la semana pasada para el manejo adecuado en el hogar de los restos de los enfermos de coronavirus y personas en cuarentena, el Ministerio para la Transición Ecológica publica hoy en su web un documento para reforzar una gestión más eficiente de los residuos domésticos mientras dure esta crisis sanitaria.

El contenido del mismo, que ya ha sido trasladado también a las comunidades autónomas y los ayuntamientos, insta a reducir al máximo la fracción de residuos considerados "restos", que son los destinados a los contenedores habitualmente de color gris, que no se reciclan y no tienen que depositarse en los específicos dedicados al papel, vidrio, envases, etc.

Respecto a esos restos, cuyos contenedores a veces son beige, se recomienda que “no se procederá en ningún caso a la apertura manual de las bolsas, ni en las instalaciones de recogida ni de tratamiento”.

Dicho material incluye desde pañales húmedos, bastoncillos de los oídos, algodón, guantes de látex, y asimismo el material desechable de los enfermos de coronavirus, aunque en este caso dentro de tres bolsas.

Como ya avanzó el viernes el Ministerio sobre los residuos domésticos de enfermos y personas en cuarentena por el COVID-19, que estos habrán de meterse en una bolsa y a continuación en una segunda donde se incluirán los guantes y la mascarilla del cuidador, y ambas posteriormente en una tercera también adecuadamente cerrada, quedando totalmente prohibido depositarla en cualquier otro contenedor que no sea el gris.

De acuerdo a las recomendaciones publicadas hoy por el Gobierno, estos residuos se destinarán a incineración preferiblemente, o en todo caso a vertederos.

En el caso de tratamientos previos, se realizarán de forma automática, admitiéndose selección manual solo para la separación de voluminosos, metálicos u otros residuos que no vayan en bolsas y sea imprescindible separar, siempre con todas las medidas de seguridad necesarias.

En caso necesario, se requerirá a las instalaciones industriales de fabricación de cemento autorizadas para coincinerar residuos la incineración de la fracción resto.

La recuperación de materiales solo se realizará de forma automática; para extremar la seguridad, las autoridades competentes podrán acordar que los materiales queden almacenados durante al menos 72 h.

Tanto para la recogida de residuos como en las plantas se desarrollarán protocolos específicos para la protección de los trabajadores y la desinfección de equipos y vehículos, o se revisarán los existentes con el mismo objetivo, y se dotará de los equipos de protección individual (EPI) necesarios para los trabajadores.

Asimismo, se podrán establecer recogidas diferenciadas de las bolsas con material de enfermos de centros o lugares con un alto elevado nivel de afectados por COVID19 (residencias, hoteles hospitalizados, etc.) mientras dure la crisis, dado el elevado nivel de generación de residuos asociados.

Para la gestión de los residuos procedentes de hospitales, centros de salud, derivados de la desinfección de instalaciones con coronavirus, estos tienen la consideración de infecciosos y se gestionan según lo dispuesto en la regulación autonómica sobre residuos sanitarios, como es habitual.

(c) Agencia EFE