El Gobierno griego y sus acreedores reanudan las negociaciones en Atenas

Un mural con el Parlamento griego pintado en Atenas, el 25 de abril de 2017

El Gobierno griego y los representantes de los acreedores volvieron a retomar las discusiones en Atenas sobre la auditoría de las finanzas públicas del país en deuda, cuya aprobación es necesaria para desbloquear un nuevo tramo del rescate, anunció el ministerio griego de Finanzas.

Después de meses de diferencias sobre las reformas reclamadas por los acreedores, Atenas quiere ahora llegar a un acuerdo lo antes posible ya que el reembolso de más de 7.000 millones de euros, la mayoría para el Banco Central Europeo, vence a mediados de julio.

Las negociaciones comenzaron este martes a las 17H00 hora local (14H00 GMT), según el ministerio griego de Finanzas.

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, confía en un acuerdo antes "del 22 de mayo".

"Logramos un acuerdo político durante el último Eurogrupo (reunión de ministros de Finanzas de la zona euro) en Malta y vamos a tener un acuerdo técnico antes del 22 de mayo", aseguró Tsipras en una entrevista en la televisión privada Antena1 este martes por la tarde.

El 7 de abril, el Eurogrupo logró alcanzar un acuerdo de base con Atenas, que abrió la vía para la reanudación de las discusiones.

El lunes por la tarde, el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, anunció a Bruselas la reanudación de las negociaciones en Atenas, que durarán "algunos días".

Después de meses de prórrogas, el gobierno griego tuvo que ceder recientemente a las exigencias de sus acreedores - zona euro, Banco Central Europeo (BCE (Toronto: BCE-PRA.TO - noticias) ) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- de nuevos recortes en las jubilaciones en 2019, lo que permitió retomar las discusiones en la capital griega después de ser interrumpidas a finales de marzo.

En total, Grecia debe realizar un ahorro de 4.300 millones de euros entre 2019 y 2020, según la prensa local.

Tsipras se vio obligado a aceptar un tercer préstamo internacional para su país en julio de 2015, de 86.000 millones de euros por tres años, a cambio de continuar con las medidas de austeridad.

Pero el FMI rechazó hasta ahora participar financieramente en este nuevo programa, como lo hizo en dos ocasiones anteriores (2010,2012).

La institución se opone a los objetivos presupuestarios fijados para Grecia por la zona euro y sobre todo por Alemania, afirmando que la deuda pública griega no es sostenible.

Alexis Tsipras indicó que el Parlamento votaría próximamente las medidas reclamadas por los acreedores. Sin embargo, señaló que estas medidas no serán aplicadas si no hay una solución sobre la deuda del país, que se situó en un 179% del PIB en 2016, es decir en 314.900 millones de euros, según las cifras oficiales.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines