El Gobierno francés insiste con su reforma de pensiones pese a una movilización masiva

REUTERS - BART BIESEMANS

Los sindicatos y la izquierda se felicitan por más del millón de personas que salieron el jueves a las calles en todo el país para exigir que Emmanuel Macron retire su reforma del sistema de jubilaciones a 64 años y convocan a una nueva manifestación para el 31 de enero. El Ejecutivo por su parte insiste dice mantenerse firme en su proyecto.

El ministerio del Interior de Francia cifró en 1,12 millones la cantidad de manifestantes, para los sindicatos fueron el doble de participantes. En cualquier caso, la movilización contra el proyecto de retrasar la edad de jubilación a 64 años del presidente Emmanuel Macron fue un éxito.

Al término de la jornada, el frente sindical hizo saber que convocaba a una nueva movilización para el martes 31 de enero.

Desde Barcelona, Macron, que asistía a la cumbre franco-española del 27ᵉ, se mostró "decidido" a sacar adelante esta reforma. ¿Pero hasta cuándo? El ejecutivo está convencido de que aún puede convencer.

"Sigamos debatiendo y convenciendo", tuiteó la primera ministra, Élisabeth Borne. El Gobierno, que anticipó una movilización importante contra su reforma, presentará su proyecto de ley al Consejo de Ministros el 23 de enero.

Convencer será también la misión de los diputados de la mayoría, que están llamados a persuadir a los franceses de la necesidad del proyecto en sus circunscripciones. Para el Ministro de Trabajo Olivier Dussopt, entrevistado por la radio RTL, los franceses simplemente "no han entendido la reforma".

El diputado del partido presidencial Marc Feracci se muestra sereno. "La democracia se expresa en la calle, el derecho de manifestación está protegido por la Constitución... pero también se expresa en el Parlamento”, recalcó.


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
'Esta reforma de pensiones es injusta porque obliga a trabajar más a aquellos que ganamos menos'
La movilización contra la reforma jubilatoria ‘va más allá de lo que pensábamos’, dice sindicalista
Las claves de la controvertida reforma de las pensiones del gobierno de Macron