El gobierno español se somete a pruebas por coronavirus tras el positivo de una ministra

1 / 3

España cierra escuelas y aplica primeras cuarentenas en ciudades por coronavirus

Los integrantes del Ejecutivo español se sometieron este jueves a pruebas luego de que una ministra diera positivo por coronavirus, y aprobaron un plan de choque para reforzar el sistema sanitario y paliar los daños económicos en el turismo.

España, uno de los países más afectados en Europa por el virus, junto a Italia, Francia y Alemania, contaba con 2.968 casos y 84 fallecidos, según el balance del Ministerio de Sanidad a las 12H00 GMT de este jueves. La bolsa de Madrid acusó el golpe y cerró este jueves con una caída histórica del 14,06%.

En este contexto, la ministra de Igualdad, Irene Montero, dio positivo, por lo que todos los miembros del Ejecutivo debían someterse a pruebas. Los resultados "se conocerán a lo largo de la tarde" del jueves, indicó el gobierno.

Los reyes Felipe y Letizia también se realizaron la prueba tras haber coincidido con Montero en un acto en días pasados, señaló a AFP la Casa Real, que informará de los resultados en las próximas horas.

"Me encuentro bien" y "voy a permanecer en casa con mi familia y desarrollando mi trabajo por medios telemáticos hasta que lo indiquen las autoridades sanitarias", tuiteó Montero. Su pareja, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, permanece "en cuarentena", señaló el comunicado del gobierno.

- Medidas económicas -

Montero, quien participó el domingo en una manifestación de 120.000 personas por el Día de la Mujer en Madrid, no es la única política infectada: la diputada del Partido Popular (PP, derecha) y expresidenta del Congreso de los Diputados Ana Pastor dio positivo, así como varios miembros del partidos de extrema derecha Vox, incluido uno de sus dirigentes, Javier Ortega-Smith.

Ante la situación, el Ejecutivo se reunió en consejo de ministros extraordinario para aprobar un decreto que incluye la inyección de 4.225 millones de euros.

De este montante, 2.800 millones irán destinados a reforzar los servicios sanitarios de los 17 gobiernos regionales del país.

Igualmente habrá 400 millones de euros en créditos para el sector turístico y la hostelería, que se están resintiendo con las anulaciones en cascada causadas por el coronavirus.

Aparte de estas inyecciones de dinero, se permitirá a pequeñas y medianas empresas aplazar y fraccionar el pago de impuestos durante seis meses, una medida que mantendrá en circulación 14.000 millones de euros de liquidez, según el gobierno.

"Nuestro país (...) está soportando una emergencia sanitaria que no tiene precedentes", declaró Sánchez en una insólita rueda de prensa en la que por precaución los periodistas no estuvieron presentes, y tuvieron que enviar sus preguntas por Whatsapp.

El presidente apeló a la "responsabilidad y la disciplina social" para derrotar la pandemia.

Y detalló que su equipo va a "garantizar en todo momento el suministro de medicamentos" y "precios asequibles" de material médico, con una medida que permitirá incluso fijar precios máximos.

- Calles vacías en Madrid -

Desde principios de semana, los casos en España experimentan un crecimiento exponencial, lo que llevó al gobierno a actuar para evitar un escenario como el de Italia, el país más afectado por detrás de China.

Entre las demás disposiciones adoptadas, España canceló hasta el 25 de marzo todos los vuelos a España desde Italia, y ordenó que toda competición deportiva se juegue sin público, lo que llevó este jueves a la Liga española de fútbol a suspender el campeonato por al menos dos semanas.

La región más afectada es la de Madrid, con casi de la mitad de los casos (1.388) y 38 fallecidos.

Allí se han cerrado escuelas y universidades durante dos semanas, se desinfectan a diario los vehículos del transporte público y se clausuraron todos los museos, incluido El Prado, con sus obras maestras de Goya, El Greco y Diego Velázquez.

El ministerio de Cultura anunció igualmente el cierre de los museos bajo su gestión en toda España, entre ellos el Museo del Greco, en Toledo, o el Archivo de Indias de Sevilla.

La epidemia dejaba imágenes insólitas en la capital, como sitios turísticos como la Puerta del Sol o la Gran Vía con muy poca afluencia de personas, o supermercados con anaqueles semivacíos por el acopio de víveres.

"Intentaremos encontrar otras actividades durante nuestra estadía, que termina en dos días", dijo a AFP Thierry Decroux, un turista francés de 60 años que vino a Madrid con su esposa.

Por el momento nueve regiones cerraron colegios y universidades, y en los próximos días podrían hacerlo todas ellas, siguiendo la recomendación formulada este jueves por el ejecutivo central.