El gobierno de España restringe al máximo la publicidad de apuestas y juegos de azar

·2 min de lectura
El ministro Alberto Garzón llega al palacio de la Moncloa para la primera reunión del nuevo gobierno de izquierdas, el 14 de enero de 2020 en Madrid
El ministro Alberto Garzón llega al palacio de la Moncloa para la primera reunión del nuevo gobierno de izquierdas, el 14 de enero de 2020 en Madrid

El gobierno de España aprobó este martes un decreto para limitar al máximo la publicidad de apuestas y juegos de azar en medios de comunicación e internet, ante la "alarma social" generada por esa actividad, según anunció el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

"El objetivo es proteger la salud pública y a la vez proteger a los colectivos más vulnerables, naturalmente los menores de edad, los jóvenes y las personas que tienen determinadas conductas patológicas" de adicción al juego, indicó Garzón en rueda de prensa.

El real decreto, que entrará en vigor en cuanto sea publicado en el boletín oficial del Estado, prohíbe la publicidad de apuestas y juegos de azar en televisión y radio, salvo en el horario comprendido entre la 1 y las 5 de la mañana, mientras que la veta totalmente en internet y redes sociales, explicó el ministro.

Asimismo, en los anuncios no podrán aparecer personajes famosos, principalmente deportistas de renombre, mientras que los operadores de apuestas no podrán patrocinar actividades deportivas ni equipos, donde tenían "un papel muy importante", dijo Garzón.

Las multas para los infractores podrán ser de hasta 1 millón de euros, "porque son sanciones de tipo grave", señaló.

El decreto busca acabar con la "ley de la selva" que imperaba en el ámbito de la publicidad de apuestas, cuyos anuncios "se han disparado en los últimos años de manera extraordinaria", hasta el punto de haber "inundado la vida cotidiana".

Esto produjo en los últimos años una "alarma social justificada" por las "consecuencias nefastas" del juego, que ha producido "quebranto de unidades familiares", dijo Garzón.

Los contratos publicitarios que ya estén firmados tendrán "una moratoria" hasta el fin de la temporada deportiva actual, en agosto de 2021, para dar margen a las entidades afectadas a "adaptar sus relaciones comerciales, de financiación y garantizar (su) viabilidad económica".

La regulación de la publicidad de las apuestas estaba incluido en el programa del ejecutivo de coalición entre los socialistas y la izquierda radical de Podemos, que gobierna España desde enero.

du/CHZ/mb