El Gobierno desmiente a Rufián y señala que los PGE de 2022 no serán los últimos

·2 min de lectura

Málaga, 17 nov (EFE).- La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha desmentido las palabras del líder de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que ha manifestado este miércoles en RNE que se están negociando unos presupuestos generales del Estado para dos años ante el escenario electoral que se producirá en el 2023.

“Hemos transmitido hasta la saciedad en las comparecencias y en las reuniones con los grupos que éstos –los de 2022- son los mejores presupuestos de (Pedro) Sánchez, pero no serán los últimos”, ha destacado la ministra de Hacienda y Función Pública, que afirma que, en cuanto terminen la tramitación de las cuentas del 2022, empezarán con las del 2023.

Montero ha explicado que la intención del Gobierno es agotar la legislatura y ha asegurado que es “impensable” que “ninguna administración responsable renuncie a presentar un proyecto de presupuestos imprescindible para la recuperación de los derechos de los ciudadanos” y la reactivación económica.

“Es una grave irresponsabilidad que una administración haga dejación de funciones y no presente nuevos presupuestos”, ha manifestado Montero, quien ha detallado que el Gobierno piensa “trabajar unos nuevos presupuestos en el año 2022 para el 23”, pero, ahora mismo, están inmersos en la tramitación final de las cuentas para el 22.

Montero, que ha inaugurado este miércoles en Málaga la VII Conferencia Estatal de Calidad de los Servicios Públicos y las XI Jornadas de Modernización y Calidad en la Administración Local (JOMCAL), ha sido cuestionada también sobre los vetos del Gobierno a una gran cantidad de enmiendas presentadas a los presupuestos para el 2022.

Ha explicado que ha habido dos cuestiones que han hecho que los letrados inadmitan un volumen importante de las enmiendas e insten a los grupos a que las corrijan.

Uno de los motivos de estos vetos es “cuando una formación ha querido destinar parte de los fondos europeos a los fines que no se habían acordado con Bruselas”, ha explicado Montero, quien ha añadido que los más de 24.000 millones de euros que se contemplan en los presupuestos tienen un destino específico que se pactó con la Comisión Europea.

“Siendo un dinero finalista no se pueden utilizar para otras cuestiones que no sean las que se han acordado”, ha insistido la ministra de Hacienda, por lo que si no se rehacen esas enmiendas “no es posible admitirlas”.

La otra cuestión, explica Montero, es que cuando se vota el rechazo a las enmiendas a la totalidad de los presupuestos queda fijado el nivel de ingreso y de gasto, “cantidades inamovibles que solo se pueden alterar por acuerdo del Consejo de Ministros”, por lo que se vetan esas enmiendas que implican incrementos o gastos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente