El Gobierno descarta demoler la enorme cruz del Valle de los Caídos

·1 min de lectura

Madrid, 20 jul (EFE).- Como ya hizo cuando aprobó el anteproyecto de la Ley de Memoria Democrática, hoy ya enviado como proyecto de ley por el Consejo de Ministros a las Cortes, el Gobierno ha aclarado que no tiene ninguna intención de demoler la gran cruz de 150 metros que preside la Basílica del Valle de los Caídos.

Y es que aunque esta nueva ley, ahora pendiente de su tramitación parlamentaria, prevé la "resignificación" del monumento para convertirlo en uno de los más relevantes lugares de Memoria Democrática al amparo de la nueva legislación, se entiende que acabar con la cruz no solo sería inadecuado, sino incluso contraproducente para los objetivos de la ley.

Fuentes gubernamentales explican al respecto que debe atenderse al gran valor que encierra el enclave del Valle de los Caídos en cuanto que simboliza la "simbiosis" entre política y religión que supuso el nacionalcatolicismo en España durante la Dictadura.

De este modo, la gigantesca cruz de Cuelgamuros ayuda a "explicar" y entender ese período y el contexto histórico de su concepción y construcción, que es lo que precisamente se pretende lograr con el futuro proyecto de "resignificación" del monumento que se acometerá una vez que esté en vigor la ley.

La voladura de la cruz es una de las propuestas más radicales que surgen periódicamente cuando por algún motivo vuelve al debate público el futuro del Valle de los Caídos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente