El Gobierno deja claro que no habrá mediador para el conflicto de Cataluña

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno, Nadia Calviño (d) junto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i) durante la rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Ministros celebrado este martes en el Palacio de la Moncloa, Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Madrid, 11 feb (EFE).- La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha dejado claro este martes que no habrá ningún mediador para el conflicto de Cataluña y ha anunciado que la mesa de diálogo entre el Gobierno catalán y el central se convocará "en breve".

"La falsa polémica sobre el tema del mediador ha quedado perfectamente zanjada, no es necesaria la figura de un mediador", ha dicho la ministra en rueda de prensa posterior al Consejo de ministros.

Según la ministra, no es necesario ningún mediador, porque, como dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, son los ciudadanos españoles los "testigos de estas conversaciones que se están transmitiendo con absoluta transparencia, con luz y con taquígrafos".

Montero ha subrayado que el Gobierno continuará con una "vocación inequívoca" de diálogo para avanzar y encontrar elementos que sean satisfactorios para el conjunto de Cataluña y del país, en lo que ha definido como "la única posibilidad que tenemos para volver a ese reencuentro" de España y Cataluña.

Sobre la convocatoria de la mesa de diálogo y negociación entre los dos Gobiernos que el PSOE y ERC pactaron para la investidura del presidente del Gobierno, la ministra se ha limitado a decir que se hará en breve y que aún no tiene fecha.

En cuanto a su composición, Montero ha explicado que será el propio Sánchez quien determine las personas que van a componer "esa delegación o esa representación del Gobierno de España en esa reunión", aunque ya se sabe que una de ellas será el vicepresidente segundo del Ejecutivo y líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El propio Iglesias anunció ayer que formará parte de esa mesa porque, según ha dicho, se lo pidió el presidente del Gobierno.

La hoja de ruta en la que el Gobierno seguirá trabajando, ha incidido, estará centrada en el diálogo, no solo con Cataluña, sino con el resto de las comunidades autónomas, con las que el Ejecutivo trata de ajustar agendas para que Sánchez continúa la ronda de contactos que ha anunciado con todas ellas.