El Gobierno aprueba el plan de ahorro energético y define las medidas y los plazos legales

·4 min de lectura
Teresa Ribera, con gesto serio durante la rueda de prensa (Photo: EFE / MARISCAL)
Teresa Ribera, con gesto serio durante la rueda de prensa (Photo: EFE / MARISCAL)

Teresa Ribera, con gesto serio durante la rueda de prensa (Photo: EFE / MARISCAL)

Pedro Sánchez hablaba de una “tarea de todos” y Teresa Ribera ha subido el tono. “La situación es crítica” y requiere “esfuerzos”, ha apuntado, mientras presentaba el plan de ahorro que busca reducir en un 7% el consumo energético en España durante los próximos meses.

El Gobierno ha aprobado un primer paquete de medidas (y plazos) en línea con lo acordado con Bruselas, como parte de una ‘excepción’ dentro del documento comunitario. Los Veintisiete dieron su aprobación el pasado martes que cifra en un 15% la quita para blindarse ante un potencial corte del suministro ruso, aunque plantea numerosas medidas especiales, como a la que se ha acogido España.

“Se puede producir un corte del gas ruso en cualquier momento”, ha insistido Teresa Ribera con tono y gesto serios. La titular de energía ha apuntado que lo presentado este 1 de agosto “es un paquete potente pero necesita ser completado con el marco que presentaremos en septiembre con el plan de contingencia”. De momento, sale adelante un pack ‘de urgencia’ porque “había que abordar ya este primer paquete”.

El viernes se conoció una de las medidas ‘estrella’ del plan de ahorro, horas después de que Sánchez presentase la idea general del futuro decreto. Este lunes, Ribera ha dado los detalles: el Gobierno insta a grandes superficies, hoteles, cines, estaciones y aeropuertos, oficinas y transportes a limitar la potencia de los aires acondicionados y calefacciones: un mínimo de 27 grados en verano, un máximo de 19 en invierno.

Para asegurar que se cumple esto, la vicepresidenta tercera ha añadido que se instalarán termómetros para poder comprobar la temperatura.

La situación es crítica y se puede producir un corte del gas ruso en cualquier momentoTeresa Ribera

Pero el contenido va más allá de las temperaturas. También busca “racionalizar”, —término utilizado desde hace días por el Ejecutivo— los horarios de encendido y apagado de los aparatos de ventilación, climatización, iluminación y material ofimático en las oficinas y despachos. Unas guías similares a las que presiden el modelo de ahorro que se ha autoimpuesto la Administración General del Estado desde mayo.

Fechas límite y posibles sanciones

Son medidas de impulso, pero incluyen plazos legales que da el Ejecutivo para adoptar lo acordado este lunes. En caso contrario, puede haber sanciones, ha dejado caer la vicepresidenta tercera, ya que “existe un régimen sancionador que se aplicaría”, si bien la vigilancia corresponde a las comunidades autónomas.

Así, llama a adaptar el apagado de luces en escaparates y edificios públicos fuera de uso en una semana desde que salga publicado el decreto. Además, el cerrado de puertas cuando el aire o la calefacción estén conectados debe ser completo antes del 30 de septiembre. Y en cuanto a la necesaria revisión de calderas, otro pilar del plan, todas las que no han sido controladas antes de enero de 2021 deberán pasar revisión antes del 1 de diciembre del presente año.

Igualmente, se potencia el teletrabajo con tres días en el sector público por semana, a fin de reducir el consumo en las oficinas laborales. “Permite ahorrar desplazamientos y en el consumo térmico. Lo hicimos en la pandemia y desde entonces hemos aprendido mucho”.

La portavoz, Isabel Rodríguez, también ha aprovechado la tardía rueda de prensa para anunciar la aprobación de dos medidas de ahorro económico que ya adelantó Sánchez durante el debate sobre el Estado de la Nación. Por un lado, la gratuidad de los abonos de Cercanías, Rodalíes y trayectos ferroviarios de media distancia entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre y una beca extra para los estudiantes.

“Madrid no se apaga”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha pronunciado poco después del anuncio de Ribera y ha asegurado que su gobierno no apagará la luz de los edificios públicos ni de los escaparates del comercio exterior para ahorrar porque, a su juicio, esto generará “inseguridad” y espantará “el turismo y el consumo”.

“Por parte de la Comunidad de Madrid no se aplicará. Madrid no se apaga”, ha señalado Ayuso en un mensaje publicado en Twitter. Para la presidenta madrileña, la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez “genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo”.

“Provoca oscuridad, pobreza, tristeza, mientras el Gobierno tapa la pregunta: ¿qué ahorro se va a aplicar a sí mismo?”, ha lanzado la líder del Ejecutivo madrileño.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente