El Gobierno acuerda con los sindicatos, sin la patronal, la subida de la cotización para sostener las pensiones

·4 min de lectura
José Luis Escrivá, durante una rueda de prensa (Photo: Europa Press News via Getty Images)
José Luis Escrivá, durante una rueda de prensa (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Hay acuerdo... pero solo a dos bandas. El Gobierno ha anunciado este lunes por la tarde haber llegado a un acuerdo con los sindicatos para subir la cotización social de las pensiones tras el rechazo de la patronal al mismo.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha hecho público el pacto con CCOO y UGT sobre el llamado nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que, defienden, garantizará la sostenibilidad del sistema de pensiones mediante una aportación finalista entre 2023 y 2032 de un 0,6% de la cotización por contingencias comunes.

Como detalla la Cadena SER, de este 0,6%, el 0,5% corresponderá a las empresas y el 0,1% al trabajador, aunque en un primer momento los porcentajes serán del 0,4 y el 0,2%, respectivamente.

En una breve nota, Escrivá ha explicado que este pacto será “de aplicación contingente y temporal” con el fin de evitar los recortes en las pensiones que suponía el Factor de Sostenibilidad existente hasta ahora. El acuerdo con los sindicatos se incluirá mediante una enmienda al proyecto de ley que actualmente está tramitando el Congreso de los Diputados.

Las razones de los empresarios para el ‘no’

En el apretón de manos ha faltado la patronal, que esta mañana se la ‘levantado’ de la mesa de negociación al considerar “que es insuficiente, que no garantiza el equilibrio del sistema y que necesitará medidas adicionales en el futuro para asegurar su sostenibilidad”, como han reconocido CEOE y CEPYME.

Para ambas, aumentar las cotizaciones sociales y “hacer que la mayor carga recaiga sobre las empresas” tiene efectos negativos sobre el empleo y “va en dirección contraria a lo que necesita el sistema público de pensiones”. “El crecimiento del empleo es la principal garantía de sostenimiento del sistema de pensiones”, apuntan.

“Yo aún me pregunto por qué no lo han hecho, porque este acuerdo corresponde a lo que convinimos el 1 de julio y no hemos recibido otra propuesta por su parte”, ha respondido Escrivá a la ausencia de los empresarios.

Un mecanismo con dos partes

Escrivá ha ejemplificado que la subida supondrá para una base de cotización “media” de 2.000 euros un incremento mensual que no llega a 12 euros, 10 euros para la empresa (el 0,5%) y 2 euros (el 0,1%) para el trabajador.

El MEI constará de dos componentes. El primero consistirá en la reactivación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social mediante una aportación finalista entre 2023 y 2032, como ha anunciado el Ministerio. Esa aportación será de 0,6 puntos porcentuales de la cotización por contingencias comunes, y estará repartida entre la empresa y el trabajador “con la misma distribución que en las cotizaciones sociales”.

Para una base de cotización "media" de 2.000 euros el incremento mensual no llega a 12 euros, 10 euros para la empresa (el 0,5%) y 2 euros (el 0,1%) para el trabajadorEscrivá, explicando el acuerdo sobre pensiones

Su función será actuar como “válvula de seguridad” del sistema a partir de 2033, en el caso de que haya un desvío de la previsión de gasto en pensiones para 2050. Si esto no ocurriera, no se aplicará ninguna medida y se planteará la utilización de los recursos del fondo de reserva para reducir las cotizaciones sociales o mejorar la cuantía de las pensiones, agrega el comunicado.

Pero también se recoge que si a partir de 2033 se aprecia en los Informes de Envejecimiento de la Comisión Europea una desviación de la previsión de gasto en pensiones a 2050 respecto al informe de 2024 (que se usará como referencia), se utilizará este Fondo, con un límite de disposición anual del 0,2% del Producto Interior Bruto.

En caso de ser insuficiente, el Gobierno negociará con los interlocutores sociales para su elevación al Pacto de Toledo. El objetivo será llegar a una propuesta equilibrada que se dirija a reducir el porcentaje de gasto en pensiones en términos de PIB o a incrementar el tipo de cotización u otras fórmulas alternativas para aumentar los ingresos, según indica el Ministerio en el comunicado.

Lo que dicen los sindicatos

UGT y Comisiones Obreras hablan de un cambio a mejor “para fortelecer la sostenibilidad del sistema” sin ningún recorte para los beneficiarios. Lamentan, como especifica UGT en una nota, “que la patronal finalmente se haya desmarcado de esta negociación”

Para Unai Sordo, secretario general de CCOO, se ha conseguido un ”éxito sindical indiscutible”, El acuerdo, remarca, va en línea con su propuesta para que el reto futuro de las pensiones no se abordara desde la lógica del recorte sino desde la de mejora de ingresos de la Seguridad Social. “Eso lo hemos logrado con este Mecanismo de Equidad Intergeneracional”, ha remarcado en un vídeo difundido por el sindicato.

El secretario general de CC.OO. ha explicado que en julio, tras derogar los aspectos centrales de la reforma de pensiones del año 2013, se eliminó el factor de sostenibilidad, que era un punto destinado a reducir las pensiones del futuro hasta un 30% o 35%. “Nos comprometimos a sustituirlo por este mecanismo que para el sindicato no podía basarse en los recortes, sino en la mejora de los ingresos y de la estructura de ingresos de la Seguridad Social”, ha recordado Sordo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente