La izquierda del Congreso pide sancionar cuanto antes exaltaciones del 20N

Madrid, 21 nov (EFE).- PSOE, Unidas Podemos y los aliados parlamentarios del Gobierno en el Congreso han pedido sancionar cuanto antes las exaltaciones al franquismo y a la dictadura que tuvieron lugar este domingo, 20 de noviembre, coincidiendo con el día de la muerte de Francisco Franco, mientras que Vox no ve delito y el PP resta importancia a los hechos.

"Los actos de enaltecimiento de la dictadura no pueden quedar impunes y estamos totalmente a favor de que la ley se aplique con las sanciones correspondientes", ha dicho el portavoz parlamentario de En Comú Podem, Gerardo Pisarello, mientras desde Bildu se señala a EFE que "no puede haber excusas y, sobre todo, no puede haber tanta dilación en actuar contra este tipo de manifestaciones".

Los socios de investidura de Sánchez creen que en estos casos la ley se debe aplicar de inmediato después de conocerse que el Ministerio de la Presidencia ha solicitado a todas las delegaciones de Gobierno los vídeos, atestados y pruebas que puedan acreditar el enaltecimiento de la dictadura y los responsables de esas conductas contrarias a la Ley de Memoria Democrática.

La sanción máxima a la que se enfrentan los autores del homenaje al golpe de Estado de 1936, la dictadura o sus protagonistas es de 150.000 euros, sin perjuicio de otras responsabilidades que pudieran concurrir.

"La ley del embudo, ancha para unos y estrecha para otros, se ha perpetuado durante demasiados años como para que el Gobierno español ahora no actúe de inmediato, en el mismo momento en que se producen los hechos", recalca Bildu, mientras ERC incide en que la nueva ley está "para eso, para utilizarla contra estos fascistas".

Los socialistas insisten en que aunque las reuniones y manifestaciones están permitidas por la Constitución, y en este caso fueron aceptadas por las delegaciones de Gobierno, en esta ocasión la Ley de Memoria ha sido vulnerada y "hay un apartado muy claro sobre sanciones a personas que hagan un enaltecimiento al fascismo".

"Tomaremos cartas en el asunto", ha reiterado la portavoz del PSOE y ministra de Educación, Pilar Alegría, mientras otros portavoces parlamentarios piden celeridad.

El PNV ve evidente que con la ley vigente se tenga que aplicar, Joan Baldoví, de Compromís, ha afirmado que es "absolutamente necesario que se investigue esta apología del fascismo", y la Cup y Más País también piden que la apertura de los expedientes sancionadores sean "más pronto que tarde".

La aplicación de la ley es importante -señala la portavoz de la Cup Mireia Vehí- para que no se normalicen estas actuaciones o se vean como "bromas".

"Es repugnante que se siga homenajeando a dictadores y homicidas... Hay que avanzar para que el año que viene no haya ningún lugar de peregrinaje ni mausoleos de ningún genocida", coincide Íñigo Errejón, de Más País, que avanza que preguntarán a la delegación del Gobierno de Madrid por qué las manifestaciones fascistas fueron "escoltadas" y las antifascistas "hostigadas".

Unos homenajes que Vox no ve delictivos ni sancionables porque "si la ley es inconstitucional, sancionar es inconstitucional", mientras que el PP resta importancia a las manifestaciones.

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha vinculado la imposición de sanciones al amparo de la Ley de Memoria Democrática a la estrategia de "cortinas de humo" que sigue el Gobierno, cuyas prioridades, ha recalcado, "no coinciden con las prioridades de los españoles" ni tampoco con sus preocupaciones.

Y desde la Fundación de Francisco Franco se señala a EFE que "solo ha organizado las misas en memoria del alma de un cristiano y una visita a Mingorrubio para depositar una corona. Nada más" y han recalcado que son "ajenos a cualquier otro acto organizado por otras organizaciones".

(c) Agencia EFE