GM llama a revisión 3,5 millones de vehículos por problemas de frenos

GM está retirando casi 3,5 millones de vehículos por un problema de frenado

General Motors va a pedir a casi 3,5 millones de conductores que lleven sus vehículos a revisar debido a un problema de frenos que aumenta el riesgo de accidente, según documentos publicados por la agencia de seguridad de tráfico de Estados Unidos.

El problema es con una bomba del sistema de frenos que, con el tiempo, puede disminuir la capacidad de vacío, lo que afecta el frenado, "extendiendo la distancia requerida para detener el vehículo, lo cual aumenta el riesgo de una colisión", según una carta enviada a la GM por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) con fecha del 10 de setiembre.

GM notificará a los propietarios sobre el problema, aseguró la NHTSA en la carta difundida el miércoles en el sitio web de la agencia.

El problema afecta a casi 3,5 millones de camionetas y vehículos utilitarios deportivos, incluidos el Chevrolet Silverado (2014-2018), el GMC Sierra (2014-2018), el Chevrolet Suburban (2015-2018) y el Cadillac Escalade (2015-2017).

La compañía también llama a revisar alrededor de 180.000 automóviles Chevrolet Malibu por problemas en los inyectores de combustible, 91.000 modelos Chevrolet Express y GMC Savanas por un problema con la luz del cinturón de seguridad y 3.400 Buick Enclaves y Chevrolet Traverses debido a una grieta en el compartimiento del motor.