Tras el giro de la Fiscalía, el juicio de Neymar llega a su fin en Barcelona

Josep Lago AFP/Archivos

Tras años de una compleja saga legal, el juicio por el fichaje de Neymar al FC Barcelona en 2013 quedó visto para sentencia este lunes, con un horizonte más favorable para los acusados después de que la Fiscalía sorprendiera el viernes retirando todos sus cargos.

Señalados únicamente ahora por la acusación particular que ejerce el fondo brasileño DIS, ni "Ney", ni su padre quisieron añadir nada en el último turno de palabra de este mediático juicio por corrupción y estafa celebrado en la Audiencia de Barcelona.

Conectado por videoconferencia, con un jersey oscuro y unos grandes audífonos blancos, el delantero del París Saint-Germain respondió "no, gracias", a la pregunta del presidente del tribunal, que le había autorizado a intervenir en remoto, sobre si quería agregar algo a su declaración de hace dos semanas.

Solo los expresidentes del Barça, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, también acusados, hicieron una breve intervención desde la sala para reiterar su inocencia antes de que el caso fuera declarado visto para sentencia.

Los magistrados deliberarán ahora su decisión, que podría demorar semanas.

A menos de un mes para el Mundial de Qatar, el horizonte luce, sin embargo, despejado para el líder de la verdeamarela -a quien el Ministerio Público pedía inicialmente dos años de prisión y una multa de 10 millones de euros (9,96 millones de dólares), por corrupción en los negocios-, después de que el fiscal diera un vuelco al caso el viernes.

Sintiéndose engañada en el polémico traspaso, DIS, dueña del 40% de los derechos de Neymar cuando era una promesa del Santos, interpuso una querella en 2015 ante la justicia española.

"Mala fe"

Números polémicos


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
Fiscalía de España retira los cargos contra Neymar y todos los acusados por presunto fraude
La mala hora de Neymar Jr: su supuesta víctima de violación lo denuncia en televisión
Una mujer acusa a Neymar de haberla violado en París