"Yo no he dicho esa gilipollez": El cabreo de Pérez-Reverte que ha hecho disculparse a 'LaSexta Noche'

Redacción ElHuffPost
Arturo Pérez-Reverte e Iñaki López en 'LaSexta Noche'.

El escritor y académico Arturo Pérez-Reverte fue entrevistado este sábado por Iñaki López, presentador de LaSexta Noche, con quien conversó sobre su último libro pero también sobre asuntos de la actualidad política, social y lingüística.

Una extensa entrevista que la cuenta oficial del programa en Twitter fue desgranando en esta red social con las frases más destacadas del escritor.

Sin embargo, uno de esos tuits no gustó nada a Pérez-Reverte. En él, se adjudicaba la siguiente frase al académico: "Yo soy republicano, pero Felipe VI es buena persona y le tenemos controlado desde pequeño".

Pérez-Reverte reprochó al programa haber reproducido así lo que dijo y exigió que borraran el mensaje: "Deberían ustedes retirar este tuit. Yo no he dicho así esa gilipollez. Se lo agradecería mucho. Lo menos, después de haber estado con ustedes 40 minutos, es que respeten lo literal de mis palabras y no me las reescriban con semejante simpleza. Un saludo".

.

Eva Cabrero, directora de LaSexta Noche, contestó al escritor disculpándose por el error y la cuenta oficial del programa borró el mensaje.

Pérez-Reverte contestó poco después agradeciéndolo y también decidió eliminar su mensaje.

 

 

 

Esto fue lo que dijo Pérez-Reverte sobre Felipe VI:

"Yo soy republicano, además he vivido la República romana, pero puesto en moderno, que es la francesa. Lo he sido siempre.

Pero
hay una cosa muy interesante, que es que, de acuerdo, nos cargamos el
sistema, terminamos con los Borbones, los Borbones al exilio, República.
Hace falta un presidente de la República. Presidente que saldría de los
partidos políticos, que están todos contaminados de suciedad, de
ambición, de envidia, de vileza, porque son partidos políticos españoles
y en España eso se da con mucha profusión.

Y resulta que miro al
Palacio de la Zarzuela y hay un rey que se llama Felipe VI que es un
buen hombre, es una buena persona. Es verdad, quien lo conoce lo sabe.
Y, además, lo tenemos controlado desde pequeñito. Sabemos lo que hace,
lo que come, hasta con qué pasta se lava los dientes. Lo sabemos todo de
él. Cada paso que da está supervisado por la sociedad y por el
Parlamento.

Entonces, este, que es un buen hombre, es una buena
persona, al menos sabemos qué vamos a esperar de él. Pero yo no sé qué
vamos a esperar de un presidente de la República. ¿Se imagina a
Zapatero, a Rajoy, a Aznar, de presidentes de una República española?
¿Se imagina la podredumbre, el chanchullo, el pasteleo que esa persona
tendría en sus manos?"

Sigue leyendo en El HuffPost