Los proyectos inmobiliarios de Gibraltar que irritan a España

Javier Taeño
·4 min de lectura

Desde que en 1713 Gibraltar fue cedido a los británicos como consecuencia del Tratado de Utrecht, España ha intentado en numerosas ocasiones recuperar la soberanía, aunque con escaso éxito. 

El lugar, calificado como “territorio no autónomo pendiente de descolonización” por la ONU ha sido fuente de conflicto habitual entre los Gobiernos y las relaciones entre los sucesivos Ejecutivos españoles y las autoridades gibraltareñas han sufrido altibajos en las últimas décadas.

El proyecto Hassan Centenary Terraces que irrita a España. (Hassan Centenary Terrace).
El proyecto Hassan Centenary Terraces que irrita a España. (Hassan Centenary Terrace).

Aún quedan en la memoria los 13 años más duros, entre 1969 y 1982, en los que se cerró la Verja que separa Gibraltar de La Línea de la Concepción y que supuso el aislamiento de los 30.000 habitantes de la colonia británica, así como graves problemas económicos para los miles de personas que cada día cruzaban la frontera para trabajar en el Peñón.

Aunque los últimos años no han estado cargados de esa tensión (el acuerdo entre Reino Unido y España tras el Brexit hará que Gibraltar se una al espacio europeo de libre circulación Schengen), sí que se han producido momentos de irritación mutua

Por parte de los gibraltareños no suele sentar bien cualquier mención española a reclamar la soberanía del territorio, mientras que al revés siempre se intenta poner freno a cualquier iniciativa que aleje esta posibilidad. Así, los grandes proyectos inmobiliarios planeados en Gibraltar no sientan muy bien en Madrid.

El Gobierno de lo colonia tiene en marcha tres proyectos urbanísticos muy importantes que significarán la implementación de más de 1.300 viviendas. El problema con España viene con el más importante de ellos, que recibe el nombre de Hassan Centenary Terraces y que va a consistir en 665 nuevos pisos de protección oficial que se están construyendo ganando terreno al mar.

Y es precisamente este punto el motivo de la confrontación. Uno de los principales problemas que ha tenido siempre Gibraltar es su escaso tamaño, apenas 6,8 kilómetros cuadrados. Teniendo en cuenta que está rodeado por España y por tanto no tiene posibilidades de crecimiento, la única posibilidad es construir quitándole espacio al mar.

Sin embargo, España reivindica que esas aguas no pertenecen a la colonia, sino que son de soberanía española, argumentando que en el Tratado de Utrecht solo se cedió la ciudad, el castillo, el puerto, la defensa y las fortalezas. Por su parte, Reino Unido considera que sí que fueron cedidas y que por tanto la construcción es legítima. 

La superficie de Gibraltar es muy limitada (Getty Creative).
La superficie de Gibraltar es muy limitada (Getty Creative).

Un debate este que se ha extendido durante décadas y al que todavía no se ha llegado a ninguna solución. Cuando se anunció el proyecto, las autoridades españolas amenazaron con acudir a los tribunales para impugnarlo y desatar una crisis diplomática, sin embargo, las urgencias del Brexit y la negociación sobre la relación del Peñón con Europa una vez que se produjera la marcha de Reino Unido de la UE han mandado a un segundo plano este enfrentamiento.

Y mientras tanto, Gibraltar ha seguido avanzando en su construcción. Hassan Centenary Terraces va a consistir en seis grandes torres de apartamentos de entre una y cinco habitaciones que se van a situar en la zona este del Peñón. Se espera que las obras duren al menos 39 meses, por lo que se prolongarán al menos hasta 2023. 

Lo que sí pueden hacer ya las personas interesadas es adquirir los pisos. A pesar de que el 50% estará sufragado por el Gobierno, los precios de estas viviendas son elevados y llegan a superar incluso las 300.000 libras (unos 350.000 euros).

Todas ellas contarán con un espacio exterior y tendrán vistas hacia el mar o hacia el Peñón, según anuncia la información de la propia promoción. Dispondrán además de un sistema de alarma, un circuito cerrado de televisión, calentadores de agua eficiente o ascensores de alta velocidad, entre otras características.

Teniendo en cuenta que el proyecto continúa, no parece que España vaya a poder frenarlo a pesar de sus amenazas en el pasado. El Hassan Centenary Terraces se une al Chatham Views, un programa de 184 nuevas viviendas asequibles; y al Bob Peliza Mews, con 482 viviendas que se va a situar en el norte del Peñón. Todos ellas se caracterizan por ser viviendas de protección oficial y tienen como objetivo facilitar el acceso a la población joven.

Así pues, Gibraltar apuesta por el boom del ladrillo en los últimos años, ya que estos tres proyectos se unen a otros dos que ya han sido ejecutados y que han aumentado el parque de viviendas en la colonia en casi 1.000 nuevas unidades. 

Teniendo en cuenta la escasa población del lugar (apenas 33.000 habitantes), no cabe duda de que las posibilidades inmobiliarias se van a multiplicar. Mientras tanto, España sigue mirando de reojo la expansión gibraltareña, mientras que ambos actores estudian sus nuevas relaciones tras el Brexit.

EN VÍDEO I Así se vive la persecución a toda velocidad por mar desde una lancha de narcos

Más historias que te pueden interesar: