Ghislaine Maxwell demanda a herederos de Jeffrey Epstein

La británica Ghislaine Maxwell presentó una demanda contra los herederos de su exnovio, el difunto financista Jeffrey Epstein, y aseguró que no estaba al tanto de sus delitos sexuales con jovencitas.

Maxwell busca compensación financiera por sus gastos en seguridad y en abogados provocados por su asociación con Epstein, quien se suicidó en la cárcel en Nueva York el año pasado, según documentos judiciales.

La demanda, presentada el 12 de marzo en las Islas Vírgenes, donde Epstein tenía una mansión, asegura que Maxwell "no estaba involucrada ni estaba al tanto de la presunta conducta indebida de Epstein".

Epstein se suicidó a los 66 años en una prisión neoyorquina en agosto, cuando esperaba ser juzgado por tráfico sexual de menores.

Varias de sus acusadoras dijeron que Maxwell, hija del fallecido magnate de los periódicos Robert Maxwell, era quien mantenía una red de jovencitas para satisfacer los placeres sexuales de Epstein.

Fiscales estadounidenses quieren interrogar a Maxwell, así como al príncipe Andrés de Gran Bretaña, amigo de Epstein, pero no la han acusado de ningún delito.

En la demanda, Maxwell, de 58 años, dijo que fue empleada de Epstein desde 1999 hasta al menos 2006, y que estaba a cargo de administrar sus propiedades.

Insiste en que el administrador de los ingresos de Epstein le garantizó apoyo financiero en caso de que sus presuntas víctimas la demandasen.

Maxwell, cuyo paradero se desconoce, asegura en la demanda que ha recibido varias amenazas de muerte, que teme por su seguridad y que por eso ha contratado guardaespaldas.

Más temprano este mes, el fiscal de Nueva York Geoffrey Berman dijo que el príncipe Andrés había "cerrado completamente la puerta" a una cooperación con el FBI, que investiga a Epstein y sus socios.

Andrés niega haber tenido sexo con Virginia Giuffre, quien asegura que fue forzada a tener relaciones sexuales con amigos de Epstein, incluido el príncipe, cuando tenía 17 años.