Ghislaine Maxwell, declarada culpable de cinco de seis cargos en juicio por tráfico sexual

·3 min de lectura

La británica, antigua amante del magnate Jeffrey Epstein, fue hallada culpable de cinco de seis delitos de los que se le acusaba. Entre ellos el tráfico de menores de edad. A pesar de que Maxwell se declaró inocente durante todo el proceso, podría enfrentar el resto de su vida en prisión.

Culpable. Fue la decisión a la que llegó un jurado de Nueva York este miércoles 29 de diciembre sobre el caso de Ghislaine Maxwell, la examante del multimillonario Jeffrey Epstein. En la determinación se estipuló que la mujer cometió cinco de los seis cargos por las que se le acusaba, todos relacionados con el tráfico sexual con menores.

El jurado determinó que Maxwell es culpable de los cargos más graves de los que se acusaba. Entre los que figuran el "transporte de una menor con fines de tráfico sexual", la "conspiración en tráfico sexual de menores" y la "incitación" a viajar para mantener actividades sexuales.

La británica se enfrenta a la posibilidad de pasar el resto de su vida en prisión, ya que podría ser sentenciada a hasta 70 años de cárcel. Solamente el delito de tráfico sexual de una menor la llevaría a pasar 40 años entre rejas.

Maxwell se mostró fuerte cuando se leyó el veredicto. Sin embargo, no abrazó a sus abogados al salir de la sala del tribunal, un gesto distinto al de los días anteriores. Aun así, la defensa ha manifestado que apelarán la decisión.

Un juicio basado en los testimonios de cuatro mujeres

En el juicio, cuatro mujeres -tres de ellas de manera anónima- aseguraron haber sido abusadas por Epstein durante su adolescencia. Unos actos que se presentaron tras haber sido contactadas y engañadas por Maxwell para ser trasladadas a las mansiones del magnate en Florida, Nueva York y Nueva México en la década de 1990 y a principios de los 2000.

Las coincidencias en los testimonios de las mujeres parecen haber pesado en el veredicto.

Además, un empleado de una de las casas palaciegas de Epstein declaró en el juicio que la ‘socialité’ británica había ordenado al personal "no ver, ni oír, ni decir" nada de lo que sucedía dentro de esa casa.

En efecto, la fiscal Maurene Comey dijo en su último alegato que "a sus ojos (de Maxwell), ellas (las víctimas) no eran más que basura".

La red de tráfico sexual de Jeffrey Epstein

La defensa de Maxwell intentó probar que su clienta había sido víctima de un enjuiciamiento vengativo ideado para hacer justicia a las mujeres que fueron abusadas por Epstein.

Bobbi Sternheim, el abogado defensor de Maxwell, dijo que "la muerte de Epstein dejó un gran vacío en la búsqueda de justicia para muchas de estas mujeres". Y agregó que "ella está llenando ese agujero y llenando esa silla vacía".

El empresario americano se suicidó en 2019 en una celda de una cárcel de Manhattan mientras esperaba el veredicto de los cargos de abuso sexual a mujeres que pesaban sobre él.

Tras este episodio, Maxwell se dio a la fuga durante un año entero, hasta que fue detenida en una mansión rural de New Hampshire. Fue hallada con tres pasaportes, por lo que un juez solicitó prisión preventiva para la acusada dado el riesgo de fuga.

Las acusaciones que giran alrededor de Epstein han resonado en diversas partes del mundo. Pues, en esta red de tráfico sexual se han mencionado también a los ex presidentes de Estados Unidos Donald Trump y Bill Clinton, al fundador de Microsoft, Bill Gates, al príncipe Andrés de Inglaterra, al actor Kevin Spacey y a varios senadores estadounidenses. Todos eran amigos del magnate.

El caso de Maxwell es uno de los juicios más seguidos, junto a los del productor de cine Harvey Weinstein y el cantante R. Kelly.

Con EFE, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente