Ghana, el oro de la discordia que sigue atrayendo aventureros

·1 min de lectura
© ARTE

La República de Ghana es uno de los últimos 'Far West' que quedan en el planeta. Más de 30.000 chinos rastrean la tierra del país africano en busca del polvo de oro.

En 2013, el Gobierno de Ghana quemó cientos de minas de oro ilegales instaladas por ciudadanos chinos a lo largo del territorio del país africano. Unos 5.000 chinos tuvieron que dejar el país, la mayoría había llegado a principios de los 2000.

Tres años después de las quemas, Qin Yanwei es uno de los que siguen en el país. Llegó con 24 años con la convicción de que se convertiría en un hombre rico.

Pero muchos se quedan atrapados en esta nación africana: no ganan lo que pensaban que iban a recuperar con su inversión inicial o simplemente no obtienen lo suficiente para volver a China.