De la tragedia a la comedia: Adara y Joao disimulan la escucha de sus conversaciones en GH VIP

GH VIP 7 ha vivido su gala más intensa y dramática tras la expulsión de Gianmarco y el enfrentamiento de Luca, el hermano del italiano, con Jorge Javier Vázquez por la presión que ha sometido al concursante para que declarara que bebe los cuatro vientos por Adara Molinero. Sin embargo, el reality es experto en pasar de la tragedia a la comedia en cuestión de minutos y ha convertido a la joven mamá y a Maestro Joao en los protagonistas de uno de los momentos más divertidos de la edición.

(©Mediaset)

La vida de la concursante se ha desmoronado en cuestión de una semana y el adivino ha estado pegado a ella como una lapa escuchando sus confesiones y haciendo las veces de consejero. Adara le ha revelado a Joao, pensando que no estaban siendo grabados (algo ilógico por otra parte ya que en el encierro televisivo se encuentran rodeados de cámaras) que no es feliz con el padre de su bebé, Hugo Martín Sierra. Y, para echar más leña al fuego, que sentía mariposas en el estómago por el recién expulsado Gianmarco.

Precisamente el italiano ha tenido la oportunidad de visionar todas esas imágenes y en su despedida con Adara, pese a las indicaciones de Jorge Javier Vázquez, le ha contado que todo se había visto y que debería hablar con alguien de fuera. Una referencia claramente a Hugo Martín, con quien su pareja tendría que romper para que la relación con Gianmarco diera un paso adelante.

En este contexto, la joven ha regresado a la casa de Guadalix de la Sierra totalmente en shock ha acudido de nuevo a Joao, que estaba esperando en el confesionario, para transmitirle los mensajes en clave que le ha dado el expulsado.

Primeramente el maestro se ha mostrado compungido tras conocerse que Gianmarco ya no es un habitante de Guadalix de la Sierra, pero su cara ha sido un poema de verdad cuando la joven mamá ha expresado “se ha escuchado lo que hemos hablado en el confe, no lo he entendido”Al principio Joao no ha comprendido la angustia de su compañera del todo, pero se ha unido a su pesar: “¿Pero que le han echado? Estate tranquila que yo estoy contigo y, sobre todo, relajada”.

Y aquí llega la gracia ya que el vidente, tras descubrir que se habían escuchado sus conversaciones con Adara-que durante la edición le ha hecho un flaco favor metiendo mas cizaña en el triángulo amoroso y empujando a la chica de 26 años a dejar atrás su vida con Hugo Martín -ha empezado a echar balones fuera, como si el asunto no fuera con él: “¿Qué conversaciones? ¿Qué se puede haber oído?”.

Pero el vidente, a quien siempre le viene bien un buen cotilleo, ha querido saber más sobre la despedida entre los concursantes que se han convertido en los amantes de Teruel de la séptima edición: “Tengo el corazón reventado… ¿Qué ocurre?”, ha preguntado el adivino mientras que Adara ha valorado “yo tampoco lo sé”.

Desde plató, Jorge Javier Vázquez se ha partido de risa: “Es maravilloso porque ahora los dos se han dado cuenta que les han pillado”. Mientras, los participantes han seguido en la línea de que esas conversaciones tan reveladoras jamás se han producido: “Me va a dar un ataque. No lo entiendo. ¿Tendrás que hablar con alguien fuera? ¿Dónde está Jorge Javier y la gente?", ha expresado el adivino que se ha convertido en el último elemento de la historia que tiene atrapada a los seguidores del reality.

“No pasa nada ni se sabe nada ni sabemos nada, ni nos hemos enterado de nada”, ha zanjado el vidente protagonizando otro momento desternillante, tan cómico como los que nos tienen acostumbrados, y que sin dudas ya forma parte de la historia de la televisión.

Para seguir leyendo:
Luca Onestini señala a Adara y Hugo como los grandes montajistas, ¿qué esconden según el italiano?
¿Se pasó Jorge Javier cantándole las cuarenta a Luca cuando actuaba de protector con Gianmarco acorralado?

Imagen: ©Mediaset