El gesto de Nadal con Zverev que da la vuelta al mundo: 8 segundos que no dejan de compartirse

·2 min de lectura
PARIS, FRANCIA - JUNIO 03: Rafael Nadal se acerca a Alexander Zverev, lesionado en el suelo. (Adam Pretty/Getty Images) (Photo: Adam Pretty via Getty Images)
PARIS, FRANCIA - JUNIO 03: Rafael Nadal se acerca a Alexander Zverev, lesionado en el suelo. (Adam Pretty/Getty Images) (Photo: Adam Pretty via Getty Images)

PARIS, FRANCIA - JUNIO 03: Rafael Nadal se acerca a Alexander Zverev, lesionado en el suelo. (Adam Pretty/Getty Images) (Photo: Adam Pretty via Getty Images)

Pasadas las 18:00 horas del viernes 3 de junio a medio mundo se le ha helado el corazón. El tenista alemán Alexander Zverev se enfrentaba a Rafa Nadal en las semifinales de Roland-Garros y al ir a golpear una pelota se ha lesionado de gravedad en el tobillo derecho.

Primero se ha retirado de la Philippe Chatrier en silla de ruedas y al rato ha reaparecido en pista apoyado en dos muletas. Hasta la lesión del alemán, los dos tenistas habían dejado una clase maestra de tenis de más de tres horas muy igualado: 7-6 y 6-6.

Los gritos de dolor de Zverev han estremecido a los presentes en la pista francesa y a todos los espectadores que veían el partido desde su casa. Finalmente, el tenista alemán se ha retirado y Nadal jugará la final el próximo domingo para ganar su 14º trofeo de Roland-Garros.

La cuenta oficial del torneo ha compartido en Twitter un fragmento de ocho segundos en el que se ve cómo el tenista español se acerca al alemán y le da un sentido abrazo.

El vídeo con el momento lleva más de 150.000 reproducciones en poco más de 15 minutos.

Después del partido, el tenista manacorí ha lamentado la lesión de su rival y ha asegurado que estaría dispuesto a cambiar esa final por no tener dolor crónico en su pie izquierdo.

“No tener el dolor que tengo a diario te cambia la vida. Un pie nuevo me permite ser más feliz día a día. Ganar es bonito, te llena de adrenalina momentánea, pero la vida es más importante que cualquier título”, ha afirmado de forma sincera a dos días de la gran final.

Nadal ha reconocido también que su partido contra Zverev ha sido muy ajustado cuando se ha producido la lesión. Ha atribuido el tenista español esta igualdad al estado de la pista, más lenta por culpa de la humedad.

“Eran unas condiciones atípicas aquí. La pelota estaba pesada. Había que sufrir más para hacer daño, los golpes no creaban el efecto y la sensación de que el otro la puede fallar. Creo que podía haber hecho cosas mejor, pero no puedo reprocharme nada, he buscado soluciones”, ha afirmado el tenista.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente