Gerardo Martino, el técnico que no teme decirle a México que su futbol es de segunda

(AP Photo/Gregory Bull)

Faltan pocas semanas para volver a ver a la selección Mexicana de fútbol en acción y el entrenador argentino Gerardo Martino calienta el ambiente con toda sinceridad sin importar si alguien no acepta la verdad.

Martino señaló que la selección que dirige “es una selección de segundo nivel. El primer nivel lo ocupan selecciones que son tradicionalmente importantes desde hace cien años. No es fácil llegar a ese escalón”.

Si bien los logros en la cancha sirven para dar un ranking de FIFA cada mes, hay varios factores que posicionan a una selección en los “primeros” niveles, si cabe fuera de esa clasificación oficial, el dárselo a un combinado nacional.

Dicha clasificación de FIFA dista mucho de la posible “realidad” y deja atrás el historial triunfador de selecciones, nivel al que el estratega argentino se refiere.

Martino es un viejo lobo de mar en cuestiones de fútbol y luce como si la opinión pública no importara tras sus palabras. Aún así intentó suavizar el porrazo que significó para muchos su concepto sobre la selección que dirige.

LEER | El derroche inconsciente de la 4T en los atletas mexicanos de los Juegos Panamericanos

“Siempre he dicho que la única selección que vi subir a ese escalón fue España", comentó. "Es todo un recorrido para poder acceder a esos lugares. Pero nosotros estamos en esa misma búsqueda que seguramente tuvo el “Profe” Osorio cuando le tocó dirigir a la selección“.

Y se aceptan las críticas y que un seleccionador experimentado como Martino prevenga a la horda de medios y aficionados cuando sientan que pueden reclamar el mal accionar de México en un Mundial y el no lograr el ansiado y mediocre quinto partido. Eso es lo que hace el argentino, en pocas palabras “no esperemos mucho con lo que tenemos”.

Pero al igual que su antecesor, Martino podría calificar como de primer nivel dos cosas que se viven en el fútbol mexicano a nivel de selecciones, uno la enorme cantidad de ingresos que generan los partidos del Tri en México y Estados Unidos, y dos, los magníficos sueldos que perciben como directores técnicos.

Gerardo Martino en Copa Oro. / Foto: Getty Images

México enfrentará a Argentina el próximo 10 de septiembre en partido amistoso en el Alamodome de San Antonio, es decir, el Tri de “segundo nivel” se medirá ante una escuadra de “primer nivel” en un escenario de “primer nivel” con ingresos también de “primer nivel”.

Para este juego contra Argentina, la convocatoria será más amplia“, dijo Martino respecto a los jugadores que estuvieron y no estuvieron en otras convocatorias. “Es obvio que tendremos muchachos que estuvieron ya en proceso conmigo, pero de nueva cuenta, vamos a ver a todos los que podamos. Hay que ver su nivel actual; algunos están creciendo“.

LEER | Alejandra Valencia y la hazaña de cerrar con broche de oro unos Juegos de ensueño para México

Sin duda el haber ganado la Copa Oro le dio una idea del monstruo de “segundo nivel” con el que se ha comprometido, pero para corroborar sus palabras deberá medirse con selecciones de “primer nivel”, como su amada selección albiceleste.

Así el ambiente previo a amistosos y a una larga eliminatoria rumbo a Catar 2022, que dicho sea de paso, no mostrará plenamente el nivel del Tri como quisiera apreciarlo Martino en cada partido. Habrá qué preguntarle cómo se puede salir de ese “segundo nivel”.