La genial idea de una madre para callar a sus hijos que no dejaban de pedirle dinero

Redacción El HuffPost
1 / 35

La genial idea de una madre para callar a sus hijos que no dejaban de pedirle dinero

“Mis hijos siguen pidiéndome un teléfono nuevo, la paga e ir a sitios”.

La situación en casa de Shaketha Marion McGregor era esta. Sus hijos todo el día ‘quiero, quiero, quiero’ y ella con el ‘no’ siempre en la boca. ¡Un clásico!

Hasta que llegó el lunes 12 de agosto y tuvo una idea. “Les dije que había escuchado sus peticiones y que hoy les tendría una sorpresa cuando llegase a casa del colegio”, escribió un día después en Facebook con un éxito arrollador. Su publicación, que acompaña de cinco fotos, suma ya 130.000 compartidos, 212.000 reacciones y 35.000 comentarios.

″¡¡¡SORPRESA!!! ¡Les monté un evento de contratación! 😂 Si lo queréis, ¡trabajad para conseguirlo, para ganároslo! Y sí, también tengo una cooperativa de ahorros casera”, añadió. Así podían aprender lo que cuesta ganar el dinero y también lo difícil que resulta a veces administrárselo. 

 

McGregor ofrece trabajos en tres áreas de la casa, una por cada hijo, —cocina, lavandería y limpieza del hogar— y convoca entrevistas para el martes 13 en su habitación. Además, añade un formulario para que los tres niños puedan solicitar uno de los empleos.

- Nombre

- Edad

- Puesto que se solicita

- Otros trabajos realizados (en casa o en el colegio)

- ¿Estás dispuesto a trabajar algunas noches o fines de semana?

- ¿Cuánto te gustaría ganar?

- SI te contratan, ¿cuándo te gustaría empezar?

La madre-empresaria saboreó las mieles del éxito el mismo día de la publicación, y un día después quiso compartir con sus seguidores cómo estaba viviendo la experiencia dentro de casa.

“Las entrevistas han terminado y todavía me estoy riendo. Voy a hacer que mi hijo presente de nuevo una solicitud y repita la entrevista porque se rió el 90% del tiempo”, escribió sobre su  hijo de 13 años. “Mi hija de 10 a veces hablaba con acento inglés como si le fuese a ayudar [son de Georgia, EEUU]. Y mi hija de seis fue la que más me sorprendió. Fue...

Sigue leyendo en El HuffPost