De Gea apaga a Neymar y Mbappé en la victoria del Manchester United sobre el PSG

Miguel A. Sánchez
·3 min de lectura

La figura de David De Gea es muy controvertida. El portero pasó de ser amado a odiado en el Atlético de Madrid. Después, cambió la seguridad por un mar de dudas y errores a golpe de Mundial. Desde entonces, al menos con España, parecía que no levantaba cabeza. También bajó su nivel con el Manchester United. Sin embargo, el meta no ha heredado el legado de Van der Sar y es el guardián de Old Trafford por casualidad. Tampoco es el titular de Luis Enrique por favoritismos ni rentas del destino. Si ha llegado donde ha llegado, es porque tiene nivel y cualidades para ser uno de los mejores porteros del mundo. Esta noche lo demostró.

El Manchester United viajó al Parque de los Príncipes para medirse en la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League al París Saint-Germain. Los red devils, con un mal comienzo, debían temer a las estrellas parisinas. La profecía podría haber sido realidad, pero De Gea prefirió imponer su mandato. El meta deslumbró a todos los ases rivales y evitó una y otra vez todos sus intentos por perforar la portería de Manchester.

Mbappé dispara a De Gea | FRANCK FIFE/Getty Images
Mbappé dispara a De Gea | FRANCK FIFE/Getty Images

David De Gea fue el mejor del partido. Sobre el césped, además de los ya citados Neymar y Mbappé, había jugadores como Di María que intentaban interrumpir su trabajo. En su propio equipo: Rashford, Martial, Bruno Fernandes, Pogba… Toda una fila de cracks dispuestos a ser el mejor jugador del encuentro. Ninguno pudo sobresalir por encima del español, ni tan siquiera Keylor Navas, que paró un penalti, aunque tuvo que ser repetido por el VAR.

De Gea no solo hizo un buen partido, sino que hizo milagros para salvar a los suyos. Sacó a relucir todo su repertorio: seguridad en balones aéreos, estiradas para despejar disparos al segundo palo, presencia en el uno contra uno, paradas con los pies… Un recital de lo que debe hacer un portero para regresar al top mundial.

El Manchester United ganó con un gol de Rashford en los minutos finales

Más allá del buen partido del portero, el Manchester United se llevó el gato al agua. Los red devils marcaron el primer tanto con un penalti polémico. Mateu Lahoz señaló la pena máxima en un giro de Martial y Keylor Navas paró el disparo de Bruno Fernandes. Error. El ex del Real Madrid se adelantó y el VAR lo mandó repetir. El luso no falló.

El París Saint-Germain no se rindió y siguió con su acoso y derribo a la portería de De Gea. Imposible que el meta cometiera un error. El gol parisino fue obra de Martial, que pasó de semihéroe a villano al despejar un córner en su propia portería. El envío del francés fue imposible para el portero.

El centro del campo se rompió y en los últimos diez minutos los dos equipos se lanzaron a por la victoria. El PSG estuvo muy cerca con un mano a mano entre Neymar y De Gea que, una vez más, ganó el portero red devil. El gol llegó muy cerca del final. Rashford recibió un pase de Pogba, buscó posición de disparo y chutó con una estética muy similar a la de Cristiano Ronaldo. El disparo potente entró muy cerca del palo, sin tiempo de reacción para el rival. El Manchester United suma sus primeros tres puntos y el PSG continúa con su pesadilla en Champions League.