Garzón considera “errónea” la subida de tipos de interés para frenar la inflación

·3 min de lectura

Madrid, 17 sep (EFE).- El ministro de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha señalado este sábado que la subida de los tipos de interés para frenar el alza de precios derivada de la inflación es una medida “errónea” que puede suponer el incremento de la tasa de desempleo y el perjuicio a las familias con préstamos hipotecarios concedidos a tipo variable.

Así lo ha expresado durante su intervención telemática en la reunión de la coordinadora federal de Izquierda Unida para presentar un informe sobre la coyuntura política actual, en la que ha reiterado que el otoño y el invierno van a ser “muy complicados” por la progresiva “pérdida de poder adquisitivo” de las personas, especialmente de las “familias vulnerables”.

El documento ha sido aprobado con 81 votos a favor, 8 en contra y 9 abstenciones, con un apoyo total del 83 %, detalla IU en una nota.

“La subida de los tipos de interés por parte de la reserva federal y el Banco Central Europeo (BCE) es una subida errónea desde el punto de vista económico, porque nos puede llevar a una recesión que puede incrementar la tasa del desempleo y frenar la economía en un sentido muy brusco”, ha manifestado.

Garzón ha incidido en que el encarecimiento de las facturas energéticas está llevando a los gobiernos europeos a una situación “crítica”, obligando en algunos casos a “intervenir” para frenar la subida de precios.

El titular de Consumo también ha lamentado el encarecimiento “notabilísimo” de precios de “productos básicos” alimenticios y ha aducido que se produce con motivo de la repercusión de los precios de facturas energéticas y el incremento de los márgenes de beneficio extraordinario de las grandes empresas.

Según Garzón, ello dificulta que las familias “lleguen a final de mes”, en tanto que los salarios “no suben a ese ritmo”, una situación que desemboca en la “pérdida de poder adquisitivo”.

En su opinión, a raíz del momento económico que se está viviendo, los gobiernos están poniendo en marcha “medidas heterodoxas” de intervención que “hace 20 años serían impensables” y que, en consecuencia, están posibilitando un cambio de pensamiento en los gobiernos conservadores, en tanto que son ya prácticas “habituales”.

“Ahora, estas medidas están siendo tomadas como bandera por parte de aquellas entidades, personas y pensadores conservadores, que han entendido que, de continuar empecinados con la agenda neoliberal de la ley de la selva, los problemas sociales y políticos serían muchísimo mayores”, ha dicho.

Sin embargo, este pensamiento “no está siendo generalizado” en todas las derechas europeas, ha indicado Garzón, y ha puesto como ejemplo a la “derecha española”, que en su opinión está “priorizando su único objetivo”, que es “desgastar al Gobierno de coalición cueste lo que cueste a las familias trabajadoras”.

“Mientras los gobiernos conservadores asumen tesis para mitigar el impacto de la crisis energética, en la posición española nos encontramos una oposición incapaz de rectificar, una oposición dirigida por (el presidente del PP, Alberto Núñez) Feijóo que lo único que quiere es desgastar al Gobierno de coalición y ver cómo se pudieran incrementar sus opciones de llegar al gobierno”, ha aducido.

Esta forma de hacer oposición, según Garzón, es una forma de entender la vida política “profundamente negligente y restrictiva” para las familias de clase trabajadora.

(c) Agencia EFE