Garrido quiere mejorar el Metro y Cercanías e impulsar un plan de movilidad

Ángel Garrido será el nuevo consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, según ha confirmado Telemadrid y fuentes de Ciudadanos. EFE/Fernando Alvarado/Archivo

Madrid, 15 ago (EFE).- Ángel Garrido, el próximo consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno del PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, ha señalado este jueves que sus prioridades son hacer un análisis económico-financiero de Metro, exigir a Renfe un compromiso de puntualidad en el servicio de Cercanías y diseñar un plan de movilidad a diez años.

Garrido ha hecho estas declaraciones a los periodistas junto al portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, en los actos programados con motivo de la festividad de La Paloma, considerada la patrona popular de los madrileños.

"Tengo el placer de anunciarles hoy la incorporación de Ángel Garrido como futuro consejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid como consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras", ha dicho Aguado, cuando la noticia ya se había publicado en varios medios de comunicación.

El futuro vicepresidente y portavoz del Gobierno regional ha reconocido que "no hay ninguna persona mejor, más preparada y más capacitada" que Garrido para asumir estos "desafíos".

Aguado ha mostrado su satisfacción porque ayer Isabel Díaz Ayuso resultó elegida presidenta de la Comunidad de Madrid con los votos del PP, Ciudadanos y Vox, lo que permitirá poner en marcha en la región el Ejecutivo de coalición, formado por el PP y Ciudadanos, "mientras que lamentablemente en el Gobierno de España seguimos bloqueados".

El PP y Ciudadanos alcanzaron un acuerdo para conformar este Gobierno de coalición que consta de 155 medidas, entre las que figuran el transporte gratuito para mayores de 65 años o la apertura del Metro las veinticuatro horas los fines de semana.

Garrido ha agradecido la confianza de Aguado y ha mostrado su deseo que llevar adelante las propuestas incluidas en el programa electoral de Ciudadanos y en el acuerdo de 155 puntos.

Tres de sus retos son hacer un análisis económico-financiero "a fondo" de la situación de Metro y estudiar qué se puede hacer para siga siendo un referente nacional e internacional, exigir a Renfe un compromiso de puntualidad de los trenes de Cercanías y diseñar un plan de movilidad desde 2020 hasta 2030.

"No puede ser que los ciudadanos de Madrid no sepan cuándo va a llegar el Cercanías y por tanto vamos a hablar con el Gobierno de la nación para que eso se solucione", ha indicado.

También ha abogado por promover un plan de movilidad a diez años "serio y consensuado" con todos los agentes implicados, al tiempo que ha recordado que la Consejería de Transportes e Infraestructuras "merecía incorporar la palabra 'Movilidad' en el siglo XXI" para trabajar en esta materia.

"Tenemos que olvidarnos en este Gobierno que somos de PP y de Ciudadanos y pensar que somos un grupo de personas que trabajan para los madrileños. Si nos metemos todo eso en la cabeza, esto funcionará como debe. A partir de ahora quedan cuatro años para las próximas elecciones. Hay que dejar de pensar en nuestros respectivos partidos y pensar exclusivamente en los madrileños, para quien trabajamos", ha subrayado el expresidente regional.

Garrido se ha mostrado encantado de trabajar desde el grupo y el partido de Ciudadanos con el PP después de haber conseguido, en su opinión, "un buen acuerdo para Madrid".

"Yo me fui del PP porque quería militar en un partido en el que me sintiera representado que es Ciudadanos, un partido de centro y liberal. Ahora, estamos trabajando con el PP en la Comunidad de Madrid. Creo que es razonable", ha explicado.

Garrido asumió la Presidencia del Gobierno madrileño en mayo de 2018, tras la dimisión de Cristina Cifuentes por las irregularidades de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos y la publicación de una información en la que se le atribuía un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

Dejó el cargo el 11 de abril de este año para integrarse en la candidatura del PP al Parlamento Europeo, en la que figuraba como número cuatro.

El pasado 24 de abril, Garrido anunció su marcha del PP para incorporarse a Ciudadanos en el puesto 13 de la lista de la formación naranja al Parlamento madrileño en las elecciones autonómicas del 26 de mayo.

Su salida del PP madrileño suscitó críticas en las filas populares y la propia Díaz Ayuso llegó a calificar su fichaje por la formación naranja como "una puñalada" de Albert Rivera a Pablo Casado.