García Castillejo, el hombre de Podemos que Elena Sánchez colocará como jefe de su Gabinete

Ángel García Castillejo
Ángel García Castillejo

Ángel García Castillejo

Ángel García Castillejo aterrizó en RTVE en el verano de 2021 como director del Área de Políticas Audiovisuales, Servicio Público e Internacional gracias a “la presión” ejercida por Unidas Podemos. Ahora, tras la llegada de Elena Sánchez a la presidencia ‘interina’, su promoción a la alta dirección se ha convertido en parte de un trato “desesperado” para asegurar el respaldo de la coalición morada a las futuras propuestas de la presidenta. 

Así lo aseguran fuentes internas de la Corporación a El HuffPost. En este sentido, explican que la intención de Sánchez y el PSOE es colocar a Castillejo en el puesto que hasta ahora ostentaba la mano derecha de José Manuel Pérez Tornero, José Juan Ruiz (Jota). 

Sobre la situación de este último, comentan que presentó su dimisión tras la salida del expresidente, pero debido al nivel del contrato debía existir un preaviso de tres meses o un acuerdo entre las partes antes de oficializarse su salida. Actualmente Ruiz se encuentra en Barcelona y “sin funciones” a la espera de que la Corporación contrate a su sustituto.

Este acuerdo todavía no ha llegado. Sin embargo, las fuentes internas consultadas han podido confirmar a este medio que hace tan solo una semana Elena Sánchez acudió a una reunión con la Generalitat Valenciana junto a García Castillejo y el abogado se presentó como jefe de Gabinete de la Presidencia. Además, en las últimas semanas ha frecuentado el despacho de la presidenta. 

Elena Sánchez Caballero
Elena Sánchez Caballero

Elena Sánchez Caballero

El letrado, que también es asesor y experto en el sector audiovisual y de las telecomunicaciones, es “uno de los recursos más eficaces” que tiene Podemos actualmente para hacerse con más peso ejecutivo en la Corporación. Cabe recordar que, como ya ha contado este diario con anterioridad , Sánchez está muy interesado en hacerse con el apoyo de los consejeros de Podemos, Roberto Lakidain y José Manuel Martín Medem, de cara a futuras propuestas de cambios a nivel organizativo. 

Pero, en su caso, el respaldo no está asegurado más allá de las decisiones que sucedan a la programación. Es por ello que contar con la influencia del mencionado grupo parlamentario en el segundo peldaño de poder de RTVE conviene a ambas partes en un momento tan delicado para la Radiotelevisión.

El elegido para el cargo ya se presentó como candidato a la presidencia de RTVE. De los 95 candidatos, Castillejo quedó en el puesto número 42 y más adelante tampoco fue elegido para formar parte del Consejo de Administración de la pública. Como ya se cuenta en este artículo, hasta junio de 2021 el abogado no comenzó a trabajar en el grupo.

Las fuentes conocedoras indican que su aterrizaje en RTVE tuvo lugar después de “mucha insistencia” por parte de Podemos. Según dichos testimonios, García Castillejo pertenece al círculo del partido desde hace años. Asimismo, cabe destacar que fue coordinador del grupo parlamentario de Izquierda Unida (IU) del Congreso de los Diputados y el Senado entre 1989 y 1997.

‘Encontronazo’ con los internos

Además de su trayectoria e influencias, es importante mencionar al lío judicial en el que se vio envuelto con los trabajadores interinos de RTVE hace unos años. Según ha revelado UGT, Castillejo “se aprovechó” ofreciéndoles sus servicios y los del despacho de abogados, “asegurándoles que no irían a unas convocatorias libres a las que afirmó que les abocaba el III Convenio, y que obtendrían su fijeza a la gestión suya y del despacho de abogados”. 

Lejos de lo prometido, el III Convenio, con las modificaciones acordadas, es la vía que permitirá a más de 315 trabajadores internos, contratos por obra, eventuales o indefinidos no fijos obtener la fijeza a través de un proceso que atenderá su situación y su antigüedad .

En cualquier caso, García Castillejo les ofreció “desde MEL Abogados”, bufete del que era socio director, “soporte y asesoramiento jurídico especializado” por un precio de 150 euros por cabeza y 300 más si conseguían resultados positivos. Esta última cantidad no la llegó a percibir nunca porque no consiguieron ningún avance. Sin embargo, el bufete sí ganó esos 150 euros por cada una de las 300 personas que solicitaron su ayuda, una cantidad que alcanzaría los 45.000 euros. 

Tras no alcanzar los objetivos, Castillejo abandonó el despacho de abogados, dejándole el caso de los interinos como herencia y poco después entró a trabajar en RTVE. Uno de los apuntes que hacen desde la Corporación es la “preocupación” y la “molestia” que sienten ahora los afectados, teniendo en cuenta que desde dicho cargo el abogado tendrá gran peso sobre todo lo que afecta a las oposiciones y los procesos internos.

Related...