Garantizar la vacunación en colectivos en riesgo: el reto europeo en el tercer invierno de pandemia

·2 min de lectura
Garantizar la vacunación en colectivos en riesgo: el reto europeo en el tercer invierno de pandemia

La rapidez es esencial para proteger a los ciudadanos de nuevas olas de la Covid-19 este otoño, pero el proceso aún no es lo suficientemente rápido, cree la Comisión Europea. La Unión Europea se está preparando para el que será el tercer invierno de pandemia, pero hay retos pendientes. Uno de ellos está relacionado con el lanzamiento de las conocidas como vacunas de segunda generación, es decir, las que están adaptadas a nuevas mutaciones del virus de la Covid-19.

Varios representantes de la industria farmacéutica han debatido este lunes en el Parlamento Europeo los problemas a los que se tendrá que enfrentar el bloque. "Hoy en día, la capacidad de producción de las vacunas Covid-19 supera con creces el número de dosis que pueden administrarse. (...) El reto ya no es el suministro de vacunas, sino la capacidad de realizar con éxito campañas nacionales de vacunación, especialmente en adultos y ancianos", ha asegurado el vicepresidente ejecutivo de vacunas de Sanofi, Thomas Triomphe.

La farmacéutica Sanofi es una de las empresas que está a la espera de la aprobación de sus vacunas adaptadas a la variante Ómicron. El 1 de septiembre, la Agencia Europea del Medicamento ya dió luz verde a las nuevas versiones de Pfizer/BioNTech y Moderna.

Un día después, la Comisión Europea pidió a los Estados miembros que definieran sus estrategias nacionales. Bruselas quiere que incluyan medidas como combinar las vacunas de Covid-19 y de la gripe estacional, garantizar una capacidad logística suficiente e iniciar nuevas campañas de concienciación pública.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades prevé que, tras un verano bastante tranquilo, varios países europeos podrían registrar "tendencias al alza" en cuanto a casos e ingresos hospitalarios.

Aunque la UE es el segundo mayor productor de vacunas, a la presidenta del Comité Especial sobre la COVID-19 en la Eurocámara, Kathleen Van Brempt, le preocupan las bajas tasas de vacunación en algunos países.

"Creo que el mejor consejo que podemos dar hoy a los ciudadanos es que se mantengan alerta, que se cuiden, que se vacunen, sobre todo si tienen más de 65 (años) y pertenecen al grupo más vulnerable. Sería bueno que más personas se vacunaran. Cuanta más gente se vacune, más fácil será y menos restricciones tendremos, pero todo depende de cómo actuemos según estas recomendaciones", ha apuntado la eurodiputada.

Además, al Parlamento Europeo le sigue preocupando la falta de transparencia en los costes y en los contratos con las empresas farmacéuticas.