Galicia mantiene 645 hectáreas en llamas y riesgo para la población en Arbo (Pontevedra)

·1 min de lectura

A Coruña, 1 ago (EFE).- Cuatro incendios forestales queman este lunes 645 hectáreas en las provincias de Pontevedra y Ourense, con riesgo para un núcleo poblado en Arbo (Pontevedra), informa la Consellería do Medio Rural.

El fuego de Arbo, en la parroquia de Mourentán, permanece activo y afecta a 400 hectáreas, donde trabaja también la Unidad Militar de Emergencias.

Este incendio tiene activada la situación de riesgo para núcleos poblados por la continuidad de las llamas a las viviendas en As Searas.

Donde ya está desactivada esta situación es en el incendio de A Cañiza, parroquia de Oroso, donde las llamas están controladas desde la 1.10 horas de esta madrugada.

Aquí son 25 hectáreas las afectadas y las llamas se habían acercado al polígono industrial de la localidad, pero ya ha remitido el riesgo.

También en la provincia de Pontevedra arden 20 hectáreas en Ponteareas, en la parroquia de Padróns, donde las llamas ya están estabilizadas.

El único incendio de consideración -la Xunta solo incluye en sus partes aquellos que superan las 20 hectáreas o que implican riesgo para núcleos poblados- está en Castrelo de Miño, en la parroquia de Barral.

Allí son 200 las hectáreas afectadas, pero el incendio ya está controlado y se trabaja para su próxima extinción.

Son, por tanto, 645 las hectáreas que todavía están en incendios pendientes de extinción, una cifra muy baja en comparación con las más de 30.000 que ardían hace unos días.

En todos los fuegos trabajan de forma coordinada medios autonómicos y estatales para avanzar desde la estabilización al control y, posteriormente, a la extinción.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente