Galaxia del Horror: los tétricos carteles de la NASA para Halloween

Rodrigo Orellana
·2 min de lectura

Una galaxia muerta, un estallido de rayos gamma causado por la colisión de “cadáveres estelares” y la esquiva materia oscura forman parte del Galaxy of Horrors, un conjunto de carteles preparado por la NASA para conmemorar Halloween.

Por divertidos y creativos que parezcan, los tres carteles, están basados ​​en fenómenos reales.

En una galaxia muerta, el nacimiento de nuevas estrellas ha cesado y la mayoría de las estrellas que quedan son de la variedad de larga duración, que son pequeñas y rojas, lo que le da a la galaxia un brillo carmesí.

Asimismo, cuando las estrellas muertas chocan, a veces crean una explosión de rayos gamma, una de las explosiones más enérgicas del universo.

Y aunque la materia oscura puede parecer sacada de un relato de Halloween, su gravedad mantiene a las estrellas dentro de las galaxias, a su vez, a éstas unidas en cúmulos. Sin embargo, los científicos aún no saben de qué está hecho este material invisible.

Los carteles fueron producidos por la Oficina del Programa de Exploración de Exoplanetas de la NASA, con sede en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, con el aporte de astrofísicos. Además, están disponibles en inglés.

Licencias creativas, pero reales

Carteles del terror de la NASA
Carteles del terror de la NASA

Aunque están basados en fenómenos reales, los creadores se dieron algunas licencias creativas.

Por ejemplo, en el cartel de la materia oscura, que lleva el lema “Algo más está ahí fuera”, la enorme araña es pura ficción. Sin embargo, el concepto alude a algo llamado red cósmica, que es la organización a gran escala de materia y materia oscura en el universo: delgados filamentos de materia normal y oscura.

La materia conecta los cúmulos de galaxias, como carreteras entre las principales ciudades. De hecho, las visualizaciones científicas de la telaraña cósmica se parecen a la telaraña que aparece en el póster, detalló la NASA.

De manera similar, los dos haces de energía estrechos que se ven en el póster del estallido de rayos gamma reflejan cómo ocurren en la vida real, viajando en direcciones opuestas desde los cadáveres estelares en colisión.

Las explosiones son tan intensas que si tal evento ocurriera “cerca” de la Tierra, la radiación y las partículas podrían causar grandes daños.

Los astrónomos estiman que un estallido de rayos gamma se dispara en nuestra galaxia solo una vez cada 10,000 años, pero son visibles para nosotros solo cada 10,000,000 a 100,000,000 de años. Incluso entonces, uno de estos eventos no representaría necesariamente una amenaza para nuestro planeta.

Aunque las explosiones de rayos gamma son reales, el evento en la imagen de Galaxy of Horrors es, por supuesto, producto de una licencia creativa.