El ‘Messi israelí’ está sin equipo

La historia del fútbol está llena de grandes promesas que se acabaron quedando por el camino por uno u otro motivo. Es el caso de Gai Assulin, un israelí que llegó a la cantera del Barcelona con apenas 12 años y al que muchos señalaron como uno de los futuros cracks.

Aquel chaval impresionó en La Masía y por su estilo de juego, zurdo y con facilidad para el regate, se ganó el apodo del Messi israelí, que quizás le pesó demasiado. Assulin llegó a debutar en Copa del Rey con el Barça, pero su carrera posterior ha estado llena de bandazos y ahora, con apenas 30 años, no tiene equipo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente